La estatua dorada del Príncipe Feliz  preside desde lo alto de su pedestal a todos los habitantes. Tiene como ojos dos zafiros y un rubí incrustado en su espada pero hay un problema: está llorando. Una golondrina llega para ayudarle a eliminar las injusticias que existen. Mientras, sus amigas parten para Egipto y hace cada vez más y más frío.

Con ese argumento arranca la puesta en escena de ?El Príncipe Feliz?, la adaptación de la compañía madrileña Creaciones del Sako de la obra homónima de Óscar Wilde, que llega este domingo a la muestra de Teatro Aficionado de Terradillos.

El teatro de la localidad acoge la puesta en escena de esta obra, orientada a todos los públicos, a partir de las 8 de la tarde.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído