El folclorista salmantino Ángel Rufino de Haro, El Mariquelo, volvió a dejarse ver en unas fiestas tras permanecer en segundo plano este verano, un periodo en el que habitualmente no cesa de actuar de fiesta en fiesta. 

La reaparición tuvo lugar durante la celebración de la festividad de la Virgen del Rosario en Coca de Alba. La gaita y el tamboril se dejaron oír de nuevo tanto en el interior de la iglesia parroquial como en el exterior para secundar la procesión que recorrió las principales calles de la localidad.

Ángel Rufino volvió a recoger de nuevo el cariño de los salmantinos que echaban en falta escuchar los sones tradicionales. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído