La ardua tarea del Instituto de las Identidades: 50 años rescatando el patrimonio y la memoria de la Salamanca rural

Desde que se pusiera en marcha el proyecto en 1974, la Diputación trabaja no sólo en la recuperación de saberes y artes casi olvidados sino también en su promoción y conservación

Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca (7)
Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca (7)

Fue el 1974 cuando la Diputación de Salamanca creó la Escuela de Tamborileros. Los músicos iban desapareciendo y no había casi relevo generacional. Se corría el riesgo de que se perdiera buena parte de la esencia de la provincia, su folclore. Ese sería el germen del actual Instituto de las Identidades de Salamanca de la Diputación, IDES, que mantiene esa labor original que ha ampliado a otros muchos ámbitos, no sólo a labores de investigación sobre etnografía o patrimonio salmantino, sino también como salvaguarda de miles de imágenes y vídeos antiguos de fiestas y tradiciones que ya se han perdido.

Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca (1)
Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca (1)

A esta labor de notario de la cultura de los pueblos se une la promoción para dar a conocer el denominado patrimonio inmaterial de la provincia a través de cursos. Cocina tradicional, bordado popular, encaje de bolillos, alfarería, canto y percusión, gaita y tamboril y dulzaina y redoblante.

Durante casi cincuenta años, el trabajo del IDES ha permitido preservar gran parte de la cultura de la provincia, esa que se denomina patrimonio inmaterial y que ha ido de la mano de oficios olvidados y tradición oral. Francisco Blanco, actual director del IDES recuerda que tras la Escuela de Tamborileros, se creó la Escuela de Folclore Salmatino incorporando bailes charros de la mano de Mayalde. De ahí, en los 80 paso a llamarse Centro de Cultura Tradicional de la mano de Ángel Carril y de Francisco Blanco al incorporar otras artesanías como cestería, encaje, alfarería o bordado. Y así ha perdurado hasta la actualidad, aunque en 2009 se cambió su nombre por Instituto de las Identidades y se decide que los talleres en lugar de celebrarse en la capital se realicen en la provincia.

Cincuenta años de talleres impartidos por profesores con un amplio bagaje, que se ofertan en trienios y que suponen más de una treintena de actividades repartidas por toda la provincia.

Parte de la clave del éxito de estas actividades está en la fidelidad de los alumnos. “La prueba ha sido durante la pandemia, durante todo un año no pudimos hacer los cursos de forma presencial y utilizamos recursos on line”, recuerda Francisco Blanco. La sorpresa fue “el número asombrosamente alto de alumnos que han mantenido el contacto con los profesores. El número de alumnos conectados era alucinante, con un nivel de lealtad importante en talleres que son eminentemente prácticos”, asegura.

David Mingo y Juan Francisco Blanco en la presentación de la publicación “Salamanca. Patrimonio Inmaterial”
David Mingo y Juan Francisco Blanco en la presentación de la publicación “Salamanca. Patrimonio Inmaterial”

Uno de esos talleres que tienen un alumnado leal, que repite año tras año es el de alfarería. “Los alumnos repiten año tras año así que ampliamos cada año los conocimientos y la temática”, asegura Iñaki San, profesor de alfarería desde hace 25 años. “Hacemos de todo, pero damos importancia a las piezas tradicionales”, añade mientras muestra los trabajos con esmaltes, tema de este año, que han realizado sus alumnos. “La cerámica engancha” asegura y aunque “está en extinción” ya que cada vez hay menos profesionales que pueden dedicarse a ello, “en sitios como el nuestro tratamos de preservarlo desde el punto de vista del conocimiento, es fundamental que conozcan la alfarería tradicional”, afirma.

Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca. Iñaki San
Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca. Iñaki San

La motivación de los alumnos es variada. Desde tener un hobby a aprender un oficio como entretenimiento, ya que será difícil poder vivir de el aunque algún alumno se ha lanzado a abrir su propio taller. Pero el objetivo fundamental es que no se pierda ese oficio, esa manera artesanal de trabajar, las canciones o las recetas de toda la vida.  “Lo que hacen los cursos es sensibilizara la gente de la importancia de ese tipo de actividades de la tradición. Independientemente de que cada uno de ellos se asoma a la tradición yo siempre les digo que ellos entran por una rendija pero que han de abrir de par en par las puertas porque hay mucho que aprender y mucho por lo que apasionarse” asegura Francisco Blanco. “Ellos contribuyen a que no se pierda esa técnica artesana o esas canciones, y es bueno que no se queden solo ahí. Hay cosas que están fuera de su tiempo pero eso no exime de que no las conozcamos y preservemos”, añade.

Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca (1)
Cursos Instituto de las Identidades Diputación de Salamanca 

Francisco Blanco: “Tenemos cosas que Ángel Carril y yo grabamos en los 80 y que ya han desaparecido. Eso es dejar memoria y eso es función del instituto”.  

Francisco Blanco trabaja incansablemente por conservar ese patrimonio inmaterial que tiene cada rincón de la provincia. Esa fiesta ya olvidada, esas canciones perdidas, ese oficio que ya no es rentable. “Yo tengo una obsesión, que la gente se conciencie de qué es esto del patrimonio inmaterial. Los talleres contribuyen a dar a conocer un tema específico que permita penetrar en el campo enorme que es el patrimonio salmantino”, asegura.

Algo que perdurará en el tiempo gracias a estudios y publicaciones sobre la riqueza de Salamanca, ya sea gracias a libros o a los cuadernos prácticos de los talleres del IDES. “Muchas tradiciones se han perdido, por eso nuestra preocupación era dejar un archivo gráfico porque algunas cosas no van a volver a producirse”, asegura en referencia al fondo de fotografías antiguas que tienen y que siguen ampliando de la provincia. “Tenemos cosas que Ángel y yo grabamos en los 80 y que ya han desaparecido. Eso es dejar memoria y eso es función del instituto”, concluye Francisco Blanco.  

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído