La plaza de Agustín Martín Soler, situada en el centro histórico de Peñaranda de Bracamonte, viene reclamando actuaciones de mejora desde tiempo atrás. De ello se habló, precisamente, en la última sesión plenaria en la que PP y PSOE acordaron buscar una solución que satisfaga a todas las partes y vecinos sobre el arreglo de la plaza. El alcalde del municipio, José Antonio Jiménez Barcala, ha explicado que el gran problema o deficiencia de la plaza tiene que ver con los árboles que la rodean. Éstos sueltan gran cantidad de resina contribuyendo al deterioro del empedrado del suelo, deterioro del césped, a la suciedad y que la gente no se siente en los bancos, aparte del gran tamaño de los mismos.
 
Desde el equipo de Gobierno, en su momento, propusieron proceder a la tala de los cuatro árboles de la Plaza Martín Soler y sustituirlos por otra especie que no produzca tanto deterioro y ayude a dar vistosidad a la plaza. Aún así, antes de nada y ante el desacuerdo de la oposición, en estos momentos el Ayuntamiento está manteniendo reuniones con vecinos de la zona y asociaciones vecinales del municipio para recoger ideas y sugerencias para el arreglo del sitio con el mayor consenso posible.
 
Mientras tanto, en el lugar se han sucedido en esta semana pequeñas actuaciones de mejora. Se ha procedido a subsanar las fugas de agua en la fuente central, al arreglo del empedrado del suelo o a la poda de las ramas bajas de los árboles que impedían la visibilidad correcta de la plaza. Según el alcalde de la localidad, seguirán produciéndose encuentros con los ciudadanos de Peñaranda y espera haber llegado a un acuerdo antes de finales de año para el lavado de cara de este enclave. Así, estos trabajos, según el primer edil, podrían llevarse a cabo por los trabajadores contratados gracias a la subvención para el desarrollo de zonas rurales deprimidas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído