El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes aprobó este jueves las cuentas del ejercicio 2013 con el respaldo de los votos de los ediles del PP y la oposición de los grupos municipales del PSOE, IU y UPyD que reclamaron "que se aquilaten más los gastos y se incluyan en las partidas correspondientes y que se cuente en su elaboración con el resto de concejales" apuntaron los portavoces de Izquierda Unida y UPyD, Jesús Santos y Miguel Ángel Moreno, respectivamente. Por su parte, el PSOE justificó su negativa "como señal de reprobación a la forma de establecer las ejecuciones presupuestarias".

La concejala de Economía del Ayuntamiento transtormesino, Chabela de la Torre, recordó que no aprobar la cuenta general "tiene consecuencias" y que las reclamaciones planteadas por Izquierda Unida serán remitidas al Consejo de Cuentas. La postura municipal, subrayó, "es clara pues seguiremos trabajando por y para los vecinos y optimizaremos al maximo los presupuestos siempre que cuente con el infrome favorable del interventor en cuyo criterio confiamos, al igual en el que en el de la jefa de contabilidad".

 
Eficiencia energetica 
 
El pleno también debatió la aprobación del expediente de contratación y pliegos de clausulas del contrato mixto de suministro y gestión energética de instalaciones de edificios municipales y de alumbrado público del Ayuntamiento. El alcalde del municipio, Javier Cascante, explicó que de esta forma se realizará una auditoría energética que permitirá adecuar el municipio a la nueva normativa energética europa. De igual modo "es importante evaluar para decidir qué hacer con el consumo electrico con el objetivo de lograr más ahorro para un mejor servicio al mejor coste". El nuevo servicio, que garantiza un control en la evolución de los costes que permitá al Consistorio "mantener la inversión y la capacidad de endeudamiento", no repercutirá en los presupuestos municipales pues, según explicó Cascante, se financiará con el ahorro que genere. De igual modo, las mejoras, precisó, "serán hechas a cuenta del adjudicatario de modo que se trata de la opción más ventajosa para que el Ayuntamiento pueda mantener su nivel de endeudamiento e inversiones".

 

Cómo era de esperar, los grupos de la oposición expresaron su contrariedad por lo que calificaron una política "de hechos consumados e imposición del rodillo de la mayoría absoluta" y una excesiva celeridad en la tramitación dado que, lamentaron, recibieron la documentación el pasado día 4 y no han tenido tiempo de estudiarla a fondo por lo que pidieron un mes más de plazo para hacerlo en busca del consenso ante un contrato de tanto peso y de tanta duración (15 años) "que condiciona a varias de las corporaciones sucesivas". Tanto PSOE como IU y UPyD mostraron su sorpresa ante la rapidez exigida para poner en marcha una medida "cuya repercusión real no se conocerá en varios años". Esgte pliego, subrayó el portavoz socialista, "no es adecuado para este momento".

 

El teniente de alcalde y portavoz del Equipo de Gobierno, David Mingo, precisó que la medida fomentará el ahorro y los consumos que ya existen y aportará mejoras por lo que Santa Marta "siempre ganará gracias a que habrá ahorro e inversión". Plantearlo a 15 años vista, explicó Mingo "garantiza un minimo de inversión y un ahorro".
 
Mociones


Enel capítulo de mociones, el Consistorio desestimó la planteada por Izquierda Unida para exigir un referendum que permita expresar la opinión ciudadana ante la disyuntiva de la república o la monarquía. En ese caso, el portavoz de UPyD se puso del lado del PP en la negativa a la moción, finalmente desestimada. 

 

Lo mismo sucedió con la planteada por el PSOE para que el Ayuntamiento exija la apertura veraniega de los comedores ecolares para cubrir las necesidades de los niños del municipio con dificultad "y mantener una alimentación digna en verano". La moción, argumentó el PP, "no se puede aceptar tal y como está planetada porque exige gasto municipal pero no se dice de donde se saca". Su portavoz, David Mingo, enumeró, además, las múltiples medidas que tanto la administración local como la regional han llevado a cabo y que sitúa a Castilla y León al frente de la lucha contra la pobreza infantil.

 

Rechazada también fue la moción de Izquierda Unida para que fueran subvencionados los campamentos juveniles ofertados en el municipio. Oposición y equipo de Gobierno representado por la edil de Economía Chabela de la Torre se enzarzaron en una batalla verbal que terminó con la negativa a la moción porque, explicó de la Torre, no se puede plantear la subvención de una actividad complemetaria y de ocio puesto que con ese dinero -calificado por el portavoz de IU como "unos euritos"- no se podrían llevar a cabo otros proyectos de importancia para el municipio como, por ejemplo, la renovación de las redes de saneamiento. De igual modo, la concejala resaltó la sensibilidad del Ayuntamiento hacia quienes pasan dificultades "como demuestra el hecho de que las ordenanzas municipales plantean bonificaciones y/o exenciones en diversas tasas". 

 

Finalmente, el pleno debatió su adhesión a la conmemoración del día internacional contra la homofobia y las transfobia con el objetivo de que el gesto contribuya a eliminar homofobia y transfobia en actividades educativas y de ocio en una apuesta decidida por la igualdad de las personas. "Cualquier persona tiene derecho a que se respeten sus derechos y los de quien ama independientemente de su género recordó el portavoz del PSOE poco antes del respaldo unánime a la moción.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído