José Francisco Bautista: "Falta peso en el PSOE y Fernando Pablos ha pasado de ser la gran esperanza a ser la gran decepción"

El diputado no adscrito y alcalde de Hinojosa de Duero repasa en SALAMANCA24HORAS qué motivos le llevaron a presentarse para ser miembro de La Salina cuatro años más en contra de lo que dictaminó la Ejecutiva Provincial de su partido así como los objetivos que se debería marcar la institución. Considera que Las Arribes no están suficientemente explotadas e incluso habla de 'apagón informativo' por parte de los medios de comunicación hacia esa zona. No deja a un lado la crítica sobre la situación del Partido Socialista ni los retos que afronta como alcalde de Hinojosa de Duero 

 WhatsApp Image 2019 08 09 at 12.38.00 (1)
WhatsApp Image 2019 08 09 at 12.38.00 (1)

Salía de una comisión informativa antes de la entrevista. ¿Qué se está abordando ahora mismo en la Diputación de Salamanca?

La infraestructura de la institución: todo lo que tiene que ver con contratos, algo que previamente ha de tratarse en estas comisiones, como no podría ser de otra manera.

En la primera sesión que acogió el Salón de Plenos en esta legislatura recién comenzada defendió otro régimen retributivo para usted. En concreto, solicitaba cobrar por las comisiones informativas a las que acudirá como no adscrito y no por las que hubiera acudido como integrante del Grupo Socialista. ¿Se ha resuelto esa situación?

Hay buena voluntad por parte de todos. Además, lo más importante es que hay sentencias al respecto del Tribunal Constitucional. Está resuelto.

La suya como diputado no adscrito es una situación novedosa para La Salina, como el propio Javier Iglesias calificó. ¿En qué aspectos ha notado usted ese cambio de miembro del Grupo Socialista a independiente?

Tras 37 años, efectivamente, es una situación novedosa. Tengo que adaptarme, que mentalizarme. Espero que sea algo temporal. El trato con todos los compañeros de la Diputación sigue siendo muy bueno. Noto la diferencia, porque como he dicho los 37 años pesan.

¿Cómo está siendo su relación con los diputados socialistas?

Desde una perspectiva personal, buena. También es buena desde el punto de vista del compañerismo. Espero que a nivel político tengamos la sintonía que siempre hemos tenido para afrontar los problemas importantes.

¿Le han mostrado su opinión sobre lo que ocurrió entre usted y el partido durante el proceso de primarias previo a la constitución de la actual corporación?

De alguna manera o de otra siempre se muestra. La opinión es lamentable, esa es la palabra más habitual. La siguiente más frecuente es torpeza, torpeza por parte del Secretario Provincial.

Una de las normas que regían el proceso de primarias que organizó el PSOE de Salamanca para elegir a sus diputados provinciales era que ninguno de sus candidatos podría haber estado más de doce años en esta casa y usted no cumplía esa norma. ¿Por qué decidió dar el paso que dio?

Hay varios argumentos que lo explican. Uno de ellos es el encargo de elaborar las listas de los diferentes municipios por parte de la Ejecutiva Provincial. Creo que habría sido conveniente que a finales del verano pasado se hubiera dicho con quién se contaba y con quién no. Si por reglamento o por los motivos que fuesen me hubieran notificado que no contaban conmigo, jamás hubiera puesto ninguna objeción. Pero a última hora, cuando ya está el cocido hecho, es muy bonito comérselo. El cocido antes hay que guisarlo, hay que prepararlo. Eso ha sido lo que a mí no me gustó en su momento. Por otro lado, está el espíritu de esa norma de los doce años. Yo he sido más de doce años diputado, es cierto, pero no seguidos. Desde la primera vez que lo fui hasta la segunda pasaron doce años. ¿Eso cómo se interpreta? Si hubiera estado más de doce años de forma seguida, jamás hubiera dicho nada al respecto. No obstante, está presente la torpeza del Secretario Provincial, que no intentó solucionar la situación de otra manera, pese a que se intentó por mi parte.

¿Ha vuelto a hablar con Fernando Pablos?

No, no he vuelto a hablar con él desde antes de la elección de diputado en el Juzgado de Vitigudino.

En cualquier caso, una cosa son las normas internas del partido y otras las leyes que rigen la elección de los diputados que integran la Diputación. ¿Qué se le pasó por la cabeza cuando vio que ganó esa elección con el apoyo de los concejales de su circunscripción?

Que tus compañeros te apoyen siempre es una alegría y una satisfacción. Yo fui diputado desde el año 1995 hasta el 1999, en el 1999 hice primarias con la oposición de la Ejecutiva Provincial de entonces. Las perdí y seguí siendo militante del PSOE sin poner pegas a algo que se hizo con la máxima transparencia. En cuestiones de partido siempre he sido disciplinado, colaborando al mil por mil. Entendía que debía estar donde debía estar, aunque nos partieran la cara.

¿Por qué ha decidido salir del partido?

Es una estrategia muy simple: si yo espero a que me expulsen, esta situación no tendría arreglo. Con la baja voluntaria, esta situación tiene arreglo. Así evito una acción que sí podría tener unas consecuencias mucho más graves. A día de hoy no soy diputado del Partido Socialista, pero sí soy alcalde de esta formación.

¿Sin estar bajo el paraguas de un partido grande como es el PSOE se puede luchar por los intereses de la provincia?

La experiencia actúa de forma importante. Quizá resulte más difícil con el día a día, pero conozco los problemas más relevantes que afectan a la provincia. Me debo más a una tierra que es la Comarca de Vitigudino pero cualquier problema que detecte en el resto de la provincia lo atenderé, como los fallos de la TDT que planteé en el pleno pasado. Es cierto que hay una situación, la del Centro de Salud de Lumbrales, más concreta de mi zonazona y pese a ello, en el pasado quien llevó la voz cantante sobre la falta de facultativos por la provincia fui yo. Solo hay que recordar las camisetas con las que acudía a los plenos.

En la última sesión plenaria veíamos que se aprobaba una moción para instar a la Junta a estudiar la situación del Centro de Salud de Lumbrales, afectado por falta de médicos. ¿Se ha avanzado algo en ese aspecto?

Quiero creer en la palabra del equipo de Gobierno, que dijo tener el compromiso de la Junta para solucionar el problema. El médico se ha jubilado hace dos o tres días, pero no se ha resuelto la situación, aunque hay que dar un plazo razonable. Agosto es un mes complicado, pese a que ahora hay dos médicos menos en comparación con los que había en las mejores épocas del centro.

¿Se han registrado fallos de conexión a Internet por su zona?

Se trata de un problema principal, básico, como lo era en su día el tener agua corriente. Creo que desde la Diputación no se ha entendido así todavía. Es necesario invertir, llevamos así seis años pleno tras pleno, moción tras moción. Debemos trabajar por una red de repetidores en condiciones porque todos los rincones de la provincia han de tener Internet. No ha sido posible, aunque lo seguiré intentado durante esta legislatura. No puede ser que, sea el pueblo que sea, haya fallos en la telefonía o Internet.

¿Qué otros aspectos que afectan a Vitigudino, a Las Arribes o al Abadengo le preocupan?

Me preocupa todo, desde la situación en la cual pueda quedar La Covatilla a raíz de la última sentencia de la pilona hasta el grave problema de sequía que padecen los agricultores y ganaderos. También las ayudas de la PAC, que no se retrasen. También las infraestructuras de Las Arribes, o mejor dicho, la falta de infraestructuras. Es necesario poner en valor todos los recursos que tenemos, como los 350.000 que llegan Vega de Terrón y de los que nadie se entera debido al apagón informativo en el que los medios han sumido a Las Arribes, y lo digo delante de un periodista. Esos turistas no dejan ni un euro en la comarca y eso me escuece muchísimo. También me escuece que no haya algo dedicado a la Sierra de Gata o a la zona de Peñaranda, que es también muy importante.

Alcalde de Hinojosa de Duero desde el 2003. Salvo una legislatura, todas con mayoría absoluta. ¿A qué se debe este éxito en su municipio?

Se debe a la dedicación y a la preocupación. Dedicación al cargo y preocupación por los problemas que afectan a los vecinos.

¿Qué objetivos se marca para los próximos cuatro años en el Ayuntamiento de Hinojosa de Duero?

Quiero rematar proyectos que tenemos en marcha. Por un lado, es necesario recuperar las ayudas del Parque Natural, que ahora están al 30 por ciento. No solo eso, sino también lograr que el Parque Natural sirva para algo. Es estupendo y precioso, pero no sirve para nada. Lo digo en las juntas rectoras. Tenemos de todo aún: guardería, piscina o biblioteca. Estos servicios hay que mantenerlos.

¿Qué opinión le merece la trayectoria de Javier Iglesias como presidente de la Diputación de Salamanca?

Es afable en el trato directo, gana en las distancias cortas. ¿Su gestión? Yo haría una totalmente distinta. Creo que no hay una implicación del equipo de gobierno suficiente en los problemas estructurales de la provincia. El día a día de La Salina va bien, el trato es bueno, pero falta más ambición por hacer de Salamanca una provincia puntera en cuanto a servicios, infraestructuras y novedades.

En una provincia donde el Partido Popular está tan arraigado, ¿se producirá un cambio de color al frente de la Diputación de Salamanca?

Se debió producir hace cuatro años, pero para ello desde el Partido Socialista se han debido de hacer las cosas en condiciones. El colapso al que está abocado el PSOE es claro, pero tampoco se ha corregido. En las ejecutivas se le ha comentado al Secretario Provincial que la situación hay que cambiarla. Falta peso dentro del partido y el Secretario Provincial, que fue la gran esperanza en su momento, ha sido la gran decepción ahora.

¿Concretamente qué se debería hacer en el PSOE de Salamanca?

Ser una organización más fuerte, con gente que tenga una trayectoria profesional y personal avalada, con ideas y con soluciones.



Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído