Antonio Cámara, nuevo alcalde de Béjar, no cobrará los más de 3.000 euros de sueldo al mes al no recibir el apoyo del Pleno

Elena Martín y José María Muñoz, a los que todavía no se le había aprobado la renuncia por el órgano, no asisten a la sesión y el PP impuso su mayoría de concejales

El socialista Antonio Cámara, nuevo alcalde de Béjar
El socialista Antonio Cámara, nuevo alcalde de Béjar

El recién elegido alcalde de Béjar no pasará a cobrar los más de 3.000 euros al mes que cobraba su predecesora en el cargo, Elena Martín, al menos de momento. Así lo ha decidido la Corporación municipal en la sesión plenaria del Consistorio celebrada este jueves. Una propuesta que ha salido adelante con los votos en contra de aprobar la retribución del Grupo Municipal Popular al no asistir al Pleno los dos concejales socialistas que presentaron su dimisión la pasada semana, Elena Martín y José María Muñoz. 

Un punto en el Orden del Día que el propio alcalde había solicitado retirar su debate "por circunstancias personales de algunos de los componentes de la Corporación" y que contó con el rechazo de los ocho ediles populares y con el visto bueno de los socialistas, Tú Aportas Béjar y Ciudadanos (que sumaban un total de siete al faltar Martín y Muñoz), por lo que la tramitación siguió adelante.

Un momento de tensión en la sesión plenaria tras asegurar el primer teniente de Alcalde, José Luis Rodríguez Celador, (Antonio Cámara se había inhibido previamente al ser una de las partes afectadas por dicho punto) "lamentó profundamente esta situación tras haber contactado previamente con todos los portavoces y estaban a favor de retirar el punto del Orden del Día y de repente han cambiado de oposición, lo que no deja de tener su gracia". 

Una dedicación exclusiva al frente del Consistorio con una retribución anual de más de 42.000 euros para el regidor, que finalmente no ha llegado aprobarse. "No se por donde nos sorprenderán, pero agradezco al PP y a su portavoz, Alejo Riñones, su incumplimiento de la palabra dada", señaló el primer teniente de Alcalde. Un debate al que no quiso entrar TAB y que contó con el apoyo de la única edil de Cs en el Ayuntamiento. 

Por su parte, Alejo Riñones, portavoz popular, defendió su postura alegando que en la conversación en a la que se refiere Rodríguez Celador "se le había dado la palabra de que había una persona que no iba a asistir al tener un familiar enfermo pero faltan dos -casualmente los dos ediles socialistas que habían dimitido en días anteriores-". "La ciudad precisa de un alcalde con dedicación exclusiva puesto que no se puede gobernar la ciudad y al mismo tiempo realizar un trabajo", matizó Rodríguez Celador. 

"No hay que ser muy inteligente para saber que esto lo van a volver a presentar otra vez cuando tomen posesión los nuevos concejales. Para tener una dedicación exclusiva hay que ver si la ciudad puede mantener esos gastos que son más de 4.400 euros mensuales entre sueldo y Seguridad Social y hay que merecérselo y en más de dos años no hemos visto resultados. Es innecesaria", argumentó el edil popular.

"De puñaladas traperas al PP nada, de eso le pueden hablar a sus compañeros. Aquí tenéis la prueba con los dos compañeros que ustedes -en referencia al PSOE- han despreciado, echado del partido y hecho la vida imposible se nota que están aquí los dos", ha concluido Alejo Riñones. 

"Esta mañana he hablado con el portavoz popular y él mismo me ha dicho que dejásemos el punto para otro día y no le voy a consentir que despreciamos a ningún compañero. Lamento que nos haya engañado", se ha defendido Rodríguez Celador. 

Finalmente la propuesta de la dedicación exclusiva de Antonio Cámara no salió adelante con los mismos votos con los que previamente se había rechazado retirarla del Orden del Día. 

EL PLENO AÚN NO HABÍA ACEPTADO LA RENUNCIA DE ELENA MARTÍN Y JOSÉ LUIS MUÑOZ ACHA

Ambos ediles, que formalizaron su renuncia y procedieron a la entrega de sus actas de concejales la pasada semana han sido citados ambos a la sesión ordinaria del mes de diciembre del Ayuntamiento de Béjar. Este hecho se produce debido a que le renuncia de un concejal no se considera efectiva hasta que sea aceptada por el Pleno - cuestión regulada en el art. 9 del RD 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales-, un hecho que ha sido posterior a la votación de no aprobar la dedicación exclusiva a Antonio Cámara y a la que si podían haber asistido los dos ya ex ediles de Béjar aunque hubiesen tenido que abandonar el sillón minutos más tarde al verse aceptada su renuncia por la Corporación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído