Urbano Domínguez, del Grupo Cultural San Gil y la Plataforma en Defensa  del Bosque de Béjar, pronuncia este sábado a partir de las 20 horas una charla en Bizarte sobre la participación ciudadana en el pasado, presente y futuro del jardín renacentista, además de revisar las demandas pendientes de la sociedad civil sobre El Bosque, que hasta hoy no han merecido la atención de las administraciones públicas. Tras la exposición del ponente, ilustrada con fotografías y planos, está previsto un coloquio entre los asistentes.

El Bosque de Béjar

Villa renacentista construida por los duques de Béjar, es uno de los monumentos más valiosos de Castilla y León, no solo por conservarse en su integridad sino por su excepcionalidad tipológica, artística y medio ambiental.

Su vida ha sido especialmente agitada desde 1992, cuando se firmó un acuerdo entre los entonces propietarios, la familia Oliva Abreu, y el Ayuntamiento de Béjar. En él se autorizaba a los primeros a edificar 34 bloques de viviendas en el Prado Bajo y cinco grandes viviendas unifamiliares en el Prado Alto, mientras que el Ayuntamiento se reservaba la construcción de equipamientos municipales y la incorporación del Monte de El Bosque al Parque Forestal de Monte Mario.

Desde aquel año, y una vez detenida la recalificación, se han suscitado en El Bosque desde las administraciones públicas ideas tan peregrinas como un campo de golf, un espacio cinegético, un Parador Nacional, una posada real o un hotel, entre otros, antes y después del año 1999, cuando El Bosque pasó a ser propiedad de la Junta de Castilla y León (1/3) y el Ayuntamiento de Béjar 2/3).

Desde 1992 hasta hoy la sociedad civil se ha movilizado para defender la integridad del monumento y su rehabilitación y puesta en valor, además de reclamar su participación en la gestión del BIC. También ha reiterado a la Junta la petición de cumplimiento del Plan Director de El Bosque que, aprobado por la misma Junta en 2001, sigue actualmente pendiente de ejecución en su mayor parte. En esta movilización, promovida por el Grupo San Gil y ASAM y que ya dura un cuarto de siglo, han participado además de innumerables ciudadanos de a pie, científicos y expertos, Asociaciones y Reales Academias, además de instituciones, partidos políticos y sindicatos, en buena parte agrupados desde 2014 en la actual Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar (PDBB).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído