A lo largo de los últimos días ha corrido como la pólvora por Béjar el runrún de que la Estación de Esquí de La Covatilla podría estar a punto de abrir sus puertas. Las cumbres de la sierra bejarana, teñidas de blanco, hacían albergar tal esperanza. Sin embargo, nada más alejado de la realidad.

Así lo confirmaba a SALAMANCA24HORAS el alcalde bejarano, Alejo Riñones, resignado ante la fina capa de nieve que impide todavía la práctica del deporte blanco. El de Reyes fue el primer gran día de frío en la zona pero a las tímidas nevadas de días pasados no las han acompañado las heladas que ayudan a compactarlas. 

Durante la madrugada de este sábado los termómetros han llegado hasta -0,5 grados, pero las continuas lluvias impiden que la nieve se asiente en La Covatilla. Esta noche han caído hasta ocho litros por metro cuadrado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído