Denuncian "un nuevo atentado" en El Bosque de Béjar

La Plataforma en su defensa señala que labores de tala "arrasan" el camino empedrado paralelo a la regadera, protegido como BIC

6 Comentarios

Estado del camino paralelo a la regadera de El Bosque
Estado del camino paralelo a la regadera de El Bosque

La Plataforma para Defensa de El Bosque de Béjar y el Grupo Cultural San Gil han denunciado que las labores de tala que se realizan en una parcela de propiedad particular, situada por encima de Montemario, "están arrasando con el camino de servicio paralelo a la regadera de El Bosque, anegada en un tramo de 200 metros".

Una acción que califican de "nuevo atentado contra esta villa de recreo", en esta ocasión, "en uno de sus componentes esenciales", sobre el que el Plan Director desde 2000-2001, recuerdan, establece un régimen de protección como BIC junto con el azud de derivación en la Garganta del Oso. Un marco de protección, critican, que "la Junta de Castilla y León ha sido incapaz de aprobar en 20 años".

Y es que para la plataforma y el grupo cultural, "la desidia institucional y las malas prácticas forestales se conjugan para causar graves daños sobre nuestro maltratado Patrimonio Histórico".

El hecho al que se refieren en esta ocasión es al "arrastre de troncos con maquinaria pesada desde una finca particular hasta la carretera Candelario-Navacarros" que "está dejando un rastro de destrucción sobre el camino empedrado paralelo a la regadera de El Bosque".

camino cerca
 

La regadera es "reconocida y valorada en el Plan Director de El Bosque y su Entorno, donde se establece con absoluta claridad el régimen de protección como Bien de Interés Cultural (BIC) que debe tener este elemento esencial junto con el azud de captación y derivación, de modo que a la delimitación de El Bosque en su conjunto, con todas sus partes de jardines y edificios, prados y monte o bosque de castaños, se ha de agregar el trazado de la regadera, el camino asociado y la presa en plena sierra".

La Junta de Castilla y León, recuerdan, encargó este Plan Director en 1999, le fue entregado en 2000 y lo aprobó formalmente en 2001. "Por tanto, tiene pleno conocimiento de su contenido y de la necesidad de ratificar el adecuado régimen de protección mediante el oportuno decreto y subsecuente publicación en el BOCyL".

Sin embargo, "ha tenido 20 años para hacerlo", pero "a ninguno de sus responsables le ha dado la gana ponerse a la tarea". Ahora se producen unos daños que para la plataforma se prodrían haber evitado "si la regadera y su camino de servicio hubieran estado debidamente protegidos".

La Plataforma para Defensa de El Bosque de Béjar y el Grupo Cultural San Gil exigen "al Ayuntamiento o al órgano al que corresponda que requiera a la empresa forestal el cese de las actividades sobre este camino histórico y que, seguidamente, a cargo de dicha empresa, se restituya a su estado anterior, dejándolo bien empedrado, expedito, limpio y con la regadera corriente, libre de áridos y de ramas".

Además exigen a la Junta de Castilla y León, a través del órgano competente, que "investigue las responsabilidades de la empresa forestal y determine las posibles sanciones", pero, sobre todo, que "inicie inmediatamente el proceso de nueva delimitación del BIC-Jardín Histórico El Bosque de Béjar, incluyendo la regadera, su camino empedrado de servicio y el azud de captación, así como de su Entorno de Protección envolvente conforme a lo que determina el Plan Director desde 2000-2001", algo que el Grupo Cultural San Gil pide desde 2006.

Ambos colectivos señalan que han informado de estos hechos a la comisión de Hispania Nostra, que inspeccionará El Bosque en su visita de este 24 de agosto, al órgano que gestiona los fondos europeos de los que se beneficia El Bosque y al Seprona.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído