Color, música, algarabía, ilusión, cabezudos y, sobre todo, muchísima alegría fueron los ingredientes para combatir el frío aire que soplaba en Alba de Tormes en este Martes de Carnaval. 

Los festejos se celebraron a lo largo de la tarde empezando por una cabalgata que salía de la Plaza de Toros hacia la Plaza Mayor de la villa ducal. Allí, niños y mayores disfrutaron de la música y de sus personajes favoritos sobre el escenario. 

Los pequeños pudieron hacerse fotos con Bob Esponja o las Angry Birds mientras pasaban a buscar su bolsita de golosinas con la que el Ayuntamiento de Alba de Tormes premió a cada uno por el mero hecho de haberse disfrazado y llenar de color este día al que un toro de fuego puso el broche final.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído