Botiquines rurales, la salvación de la ‘Salamanca Vaciada’: “Si es urgente, hasta llevamos la medicación a casa”

Somos la provincia con más botiquines farmacéuticos de Castilla y León, con un total 90 y 144 farmacias en el medio rural, más de la mitad en pueblos con menos de 500 habitantes

Miguel de Pando en la farmacia de Alberguería de Argañán
Miguel de Pando en la farmacia de Alberguería de Argañán

“Tenemos controlada la medicación crónica y cuando hay recetas nuevas se suele llevar al día siguiente. Si es urgente, hasta llevamos la medicación a casa”. Miguel de Pando es, desde hace cuatro años, el farmacéutico de Alberguería de Argañán. Cambió el ritmo de vida de Ibiza por este pequeño pueblo salmantino de la comarca de Ciudad Rodrigo donde se ha convertido en una pieza fundamental del día a día de sus vecinos. Además de atender la farmacia, resuelve todo tipo de dudas sobre citaciones de consultas médicas o trámites. En su pueblo hay mucha gente mayor que tiene dificultades y acude a la farmacia a preguntar dónde tiene que ir si le llega una carta del médico o cualquier otra consulta. “Somos el único sanitario que está allí todos los días, así que los vecinos cuando tienen cualquier duda van a la farmacia. Es el único servicio que hay”, asegura Miguel.

Además de la farmacia de Alberguería de Argañán, Miguel también se ocupa de tres botiquines, los de Alamedilla, Puebla de Azaba y Casillas de Flores. Pueblos muy pequeños, de poco más de cien habitantes y que, por tanto, no pueden tener una oficina de farmacia. El botiquín es como una farmacia en pequeño que abre dos o tres días a la semana. Un servicio que se ha convertido en la salvación de la salvación de la Salamanca más olvidada, de los pueblos que, con pocos habitantes y de mucha edad, necesitan más servicios sociosanitarios pero la realidad es que cada vez cuentan con menos. Muchos de los vecinos de estos pueblos no tienen medio de transporte, ni privado ni público, y no podrían trasladarse para recoger sus medicamentos. El botiquín es fundamental para ellos.

El farmacéutico Miguel de Pando en el Botiquín de Alamedilla
El farmacéutico Miguel de Pando en el Botiquín de Alamedilla

 

El 66,5 por ciento de las farmacias salmantinas están en los pueblos

Como Miguel, otros muchos farmacéuticos que trabajan en la provincia se han convertido en un servicio vital. De hecho, Salamanca es la provincia que más botiquines rurales tiene de todo Castilla y León, según los datos del Colegio de Farmacéuticos de Salamanca. En concreto son 90, repartidos por los pueblos más pequeños y que dependen de alguna de las 169 farmacias rurales que existen.

De hecho, el 66,5 por ciento de las farmacias salmantinas están en los pueblos. Son 169, de las que solo 42 dan sus servicios en municipios de más de 1.500 habitantes. Esto hace que más de una tercera parte de las oficinas de farmacia de la provincia de Salamanca en municipios de menos de 500 habitantes se encuentre en una situación de Viabilidad Económica Comprometida (VEC). Esta situación supone que si no fuera porque reciben una compensación no serían viables y podrían cerrar sus puertas. Es la cruz de la Salamanca despoblada, que como en una rueda de nunca deja de dar vueltas, pierde población porque los pueblos cada vez tienen menos servicios y no hay servicios porque cada vez hay menos población.

Miguel asegura que, a pesar del brutal cambio que supone pasar de vivir en Ibiza a hacerlo en Alberguería de Argañán, está “muy contento, todo son ventajas”. El volvió a su tierra natal donde buscó “una farmacia que no estuviera muy lejos, en la provincia” y desde entonces se ha convertido en un vecino más del pueblo. Su trabajo es el mismo que el de un farmacéutico de la capital pero con la ventaja de que el conoce a todos sus clientes por su nombre. “Atiendes a tus vecinos, son las personas con las que convives y conoces a todo el mundo muy bien”, aunque eso también supone que “aparecen también cuando la farmacia no está abierta, aunque nosotros encantados de ayudar”, asegura y añade que: “Ofrecemos las mismas funciones que cualquier otra farmacia, como la población con la que trabajamos es muy determinada es relativamente sencillo tener el stock de medicamentos que necesitamos”. Eso sí, las conexiones a internet son “muy lentas, a la hora de trabajar es un impedimento porque tardas mucho en conectarte y registrar las recetas”. Un problema al que se enfrentan muchas de las empresas que quieren asentarse en nuestros pueblos.

Farmacia de Alberguería de Argañan
Farmacia de Alberguería de Argañan 

 

¿Qué es un botiquín?

Es un establecimiento sanitario vinculado a una oficina de farmacia a través del cual se garantiza la atención farmacéutica a una población determinada que carece de oficina de farmacia. Hay Botiquines permanentes, que son aquellos autorizados con carácter indefinido por razón de lejanía o difícil comunicación con respecto a la oficina de farmacia más cercana y botiquines temporales, que se autorizan por un aumento estacional de la población en una zona determinada o aquellos autorizados como consecuencia del cierre de la única oficina de farmacia existente en un municipio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído