El Vivero de Empresas Iris, de Ciudad Rodrigo, ha acogido esta mañana la visita de los Agentes de Desarrollo Local del Programa de Centros de Apoyo a Emprendedores con el objetivo de que conociesen en primera persona las infraestructuras y la gestión de este centro de acogida de emprendedores de la Cámara de Comercio de Salamanca. 
 
En esta visita han estado presentes los Agentes de Desarrollo Local de Ciudad Rodrigo, Alba de Tormes, Santa Marta de Tormes y Guijuelo, del Programa de Promoción de Centros de Apoyo a Emprendedores, junto al representante del Centro de Formación Empresarial del Ayuntamiento de la localidad mirobrigense, Víctor Esteban Sardiña, y el responsable del Vivero “Iris”, José Ángel Marcos.
 
Esta cita se enmarca dentro del Programa de Centros de Apoyo a Emprendedores que nació el pasado mes de enero con la finalidad de establecer una red de trabajo entre los centros de apoyo a emprendedores de titularidad municipal de la provincia. 
 
En la actualidad, el Vivero de Empresas “Iris” cuenta con una ocupación del 40 por ciento de los despachos con empresas dedicadas al comercio textil, las soluciones forestales, la informática y la arquitectura.  El Vivero de Empresas de Ciudad Rodrigo es una estructura de acogida temporal que ubica a empresas en sus primeros pasos en el mercado y les ofrece una serie ventajas como un alquiler de local por un precio reducido, asesoramiento fiscal, administrativo y laboral o formación facilitando así el lanzamiento de nuevos proyectos empresariales.
 
El Vivero de Empresas "Iris" forma parte de la Red de Viveros de Empresas de la Cámara de Comercio de Salamanca, formado además por el Vivero de Empresas “Génesis”, situado en Salamanca, e “Innova” en Peñaranda de Bracamonte. 
 
Esta Red de Viveros de Empresas cuenta con el apoyo de la Diputación Provincial de Salamanca y el Ayuntamiento de cada una de las localidades donde se sitúan estos centros de acogida temporal de emprendedores.
 
 
 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído