El Centro de Día de Mayores de Béjar celebró el martes de Carnaval. A las dos de la tarde, ciento cincuenta socios se reunieron en una comida de convivencia, acompañados por el alcalde, Alejo Riñones, y la concejal Purificación Pozo. A continuación, la murga del Centro, que había participado en el desfile del pasado sábado, actuó en el salón de actos. A las cinco, después de recorrer las instalaciones cantando y animando, la murga se desplazó a la residencia Buen Pastor con objeto de distraer a los residentes. La fiesta concluyó con un baile de disfraces en el Centro de Día, a la espera de proceder al entierro de la sardina el miércoles.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído