Los CEAS de la Diputación atendieron el pasado año 120 casos de mujeres víctimas de maltrato en el medio rural

La Salina, nueve empresas y la Asociación Plaza mayor han sacado adelante una colaboración para favorecer la contratación laboral de este coletivo en la provincia 

 WhatsApp Image 2019 05 07 at 12.45.59
WhatsApp Image 2019 05 07 at 12.45.59

Los Centros de Acción Social de la Diputación de Salamanca atendieron el año pasado 120 casos de mujeres maltratadas en el medio rural. Se trata de uno de los elementos que componen el dispositivo con el que La Salina atiende a este colectivo. No obstante, como ha explicado la vicepresidenta de la institución provincial, Chabela de la Torre, "la Diputación no se conforma". Por ello, ha llegado a un acuerdo con nueve empresas y con la Asociación de Ayuda a la Mujer 'Plaza Mayor' para favorecer la contratación laboral de las mujeres víctimas de violencia de género. 

En la presentación de la colaboración, De la Torre ha expresado que "el empleo es la mejor política social", de ahí que se ofrezca "una atención profesional, completa e integral". Por ello, se ofrece a este colectivo acompañamiento a la hora de buscar empleo a través de una atención personalizada en la que colaboran cerca de una decena de corporaciones. Unas entidades, ha dicho la vicepresidenta, "que han demostrado tener sensibilidad". 

Además, ha apuntado Chabela de la Torre, la relación entre la Diputación, las empresas y la Asociación Plaza Mayor será "fluida y constante". Una Comisión de Seguimiento se encargará a través de reuniones periódicas de analizar el estado en el que se encuentran las mujeres que participen en esta iniciativa. Por el momento, ha dicho la vicepresidenta, hay dos mujeres que han conseguido reinsertarse en el mercado laboral a través de este programa. No obstante, es difícil saber cuántas más se beneficiarán porque, como ha apuntado De la Torre, "el ritmo lo marcan ellas". 

Fomento de la contratación de víctimas 

Algunos de los empresarios que participan en el acuerdo de colaboración han pedido que, más allá de subvenciones a las propias personas afectadas, se otorguen bonificaciones a las empresas para que estas puedan crear empleo de calidad. También se ha apuntado que, gracias a la Ley Integral de Violencia de Género, las entidades que contraten a personas víctimas de violencia de género reciben beneficios fiscales. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído