Cientos de personas participaron y disfrutaron en La Plaza del Buen Alcalde de la tradicional Feria de Botijeros, la primera del año que organiza el Ayuntamiento. La mañana soleada y con buena temperatura, contribuyó al éxito de este evento centrado en potenciar y exaltar la matanza tradicional del cerdo, así como los trabajos artesanos y la cultura tradicional, con la presencia de tamborileros y bailes charros, que animaron la jornada y dieron el misma el ambiente típico de esta tierra.

Sobre las nueve y media de la mañana se llevo a cabo la matanza del cerdo al estilo tradicional. Matarifes profesionales e integrantes de la Asociación El Botón Charro de Miróbriga, fueron, un año más, los encargados de dar vida a este ritual que aunque se mantiene en algunos pueblos de la comarca, para mucha gente les resulta lejano y para los más jóvenes desconocido.

Se cuidaron los detalles en esta muestra popular de la matanza y todos cuantos intervinieron lo hicieron ataviados con el ropaje de típico de antaño con mandiles y sayas a la antigua usanza.

Las tareas se desarrollaron de la misma forma artesana que lo hacían nuestros abuelos con la recogida de la sangre para la posterior elaboración de las morcillas. Una vez sacrificado el cerdo, se procedió al chamuscado, raspado, despiece, escarnar para continuar con el picado de la carne y el abobo de los chorizos sin olvidar el lavado de tripas, cortar pan, pelar y picar ajos, todo ello se fue desarrollando ante la expectación de numerosas personas.

La música tradicional de la gaita y tamboril animó durante toda la jornada estas tareas marcando el ambiente festivo que caracteriza desde siempre la celebración de la matanza.

Los asistentes a esta feria pudieron disfrutar también de una variada muestra artesanal donde se ofrecieron degustaciones a todos los visitantes, nuevamente se contó con la presencia artesanos de licores de Llanes de Revolo de Lugo, aunque también acudieron de otras provincias vecinas como Cáceres y Badajoz

La artesanía alimentaría mirobrigense también estuvo presente así como artistas locales que presentaron algunas de sus nuevas creaciones. Cabe destacar que como en ediciones anteriores el cerdo fue donado por Juan Manuel Criado a quién el Ayuntamiento hizo un reconocimiento publico con la entrega de un obsequio.

Los componentes del Botón Charro fueron también los encargados de preparar el almuerzo compuesto netamente por productos del cerdo, como probadura, panceta frita y patatas meneás, elaboradas también con la grasa y la panceta del cerdo.

El alcalde de la ciudad, Javier Iglesias, acudió acompañado por el concejal delegado de Ferias, Ignacio Hernández. Sobre la una de la tarde las autoridades municipales y el diputado provincial, Manuel Rufino García, realizaron el habitual recorrido por el recinto ferial, visitando los veinticinco puestos de Artesanos, tanto del gremio de la alimentaría como de otros oficios artesanales que sin duda dieron mayor realce a este evento al que el buen tiempo fue otro factor importante para lograr un rotundo éxito.

El edil de Ferias, Ignacio Hernández, destacó la magnifica respuesta de los mirobrigenses a esta feria, resaltando la extraordinaria colaboración de las personas que hacían posible este evento como eran los componentes del Botón Charro y demás colaboradores. También agradeció a Juan Manuel Criado la donación del cebón y a todos los artesanos que habían participado en la Feria de Botijeros. La jornada festiva concluyó con el sorteo entre los asistentes dos lotes compuestos por 1 jamón y 1 lomo de la matanza.

LANUEVAMIROBRIGA.COM

   

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído