En la tarde de ayer se celebró un nuevo pleno, esta vez de carácter extraordinario, en el Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte. En el mismo se habló sobre la situación actual del matadero municipal, que echó el cierre el pasado mes de noviembre al no haber representante legal que pudiera comunicar a la Junta de Castilla y León sobre las incidencias en sanidad que pudieran producirse.
 
Por otra parte, y como agravante, los trabajadores de esta instalación acumulaban nóminas sin cobrar. Desde entonces, el Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte ha intentado llegar a un acuerdo lo más pronto posible para adoptar las medidas que sean necesarias para volver a recuperar la actividad en este matadero.
 
En el pleno del miércoles, 18 de diciembre, se acordó estudiar en profundidad la situación e intentar sacar de nuevo a concurso el matadero para que sea otra adjudicataria la que se haga cargo de la instalación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído