Los cinco pueblos de Salamanca que no pueden beber agua del grifo porque está contaminada

Con un problema de calidad y no de cantidad, la Diputación suministra regularmente agua a varias poblaciones

1 Comentarios

Camión cisterna.
Camión cisterna.

Hay pueblos en la provincia de Salamanca de los que no se puede beber agua del grifo. El motivo no es que no tengan agua corriente, ya sea por falta de suministro o por problemas la red de abastecimiento, sino porque la misma está contaminada, normalmente por cal, arsénicos o nitratos que impiden su consumo humano.

Para solucionar estos problemas, la Diputación de Salamanca abastece agua a través de camiones cisterna, de manera regular, a diversos municipios que, además, en verano suelen multiplicar su población y, por ende, demandan más. Lo mismo ocurre con aquellos pueblos que sufren sequía durante el período estival, si bien ya llegando el otoño, y tras las lluvias, no suelen necesitar.

En la última semana de septiembre, sin ir más lejos, la Diputación de Salamanca ha suministrado agua a a Villoria, con 4.000 litros; a Paradinas de Abajo, Aldeaseca y la urbanización La Rad (Galindo y Perahuy), con 2.000 litros a cada población; y a Arcediano, con 1.000 litros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído