El administrador de la Diócesis de Ciudad Rodrigo acusa a fieles e instituciones de "presionar" a Roma para que haya obispo propio

Polémica carta, escrita por el prelado Jesús García Burillo, en la que "regaña" por escribir al Nuncio para que realice el nombramiento después de dos años

6 Comentarios

Monseñor García Burillo
Monseñor García Burillo

El prelado, Jesús García Burillo, ha escrito una carta que ordenó leer a todos sus sacerdotes en las misas del pasado domingo, 24 de enero, en la que acusa de “intimidar” a Roma a los fieles e instituciones que reivindican que haya obispo propio, después de dos años sin nombrarlo. 

El administrador de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, que ejerce las funciones interinas de obispo, "regaña" a las principales entidades de la comarca por escribir al Nuncio para que haya obispo propio
El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y los grupos municipales de PP, Cs y PSOE; la Federación de Vecinos, la Asociación de Empresarios, Cruz Roja, además de numerosas personalidades e instituciones de la
comarca ya han escrito al Nuncio para instarle a que, tras dos años, Ciudad Rodrigo tenga obispo propio.

En la carta, García Burillo manifiesta:

"La diócesis lleva dos años sin obispo se repite incansablemente. Y resulta extraño escuchar hasta el cansancio dicha afirmación. Quiero recordaros que hace dos años me envió el Papa a Ciudad Rodrigo. No fui yo quien lo pidió ni quien tomó la decisión. Obedecí inmediatamente y desde entonces no he faltado a ninguna de las obligaciones que competen a un obispo: una ordenación sacerdotal, numerosas confirmaciones, retiros, abundantes nombramientos, visitas, mensajes diarios durante la pandemia… todo lo he realizado con gran cariño hacia vosotros. ¿Cómo se pueden ignorar todos estos servicios? Ignorarlos es como ignorar al Papa que me envió. Yo he sido y soy no solo un obispo, sino además un representante del Papa entre vosotros."

"También se dice repetidamente que a esta diócesis no tiene quién la defienda ante la Santa Sede o ante la Conferencia Episcopal. Pero resulta que el Papa me ha enviado precisamente para defenderla. Cuando un Administrador Apostólico es nombrado en una diócesis es precisamente para defenderla. Defenderla de algún desorden o de problemas internos o de otras circunstancias. Y eso es lo que yo he pretendido hacer con sencillez en todas mis actuaciones".

"También se dice que los sacerdotes y los fieles han guardado un silencio perezoso, corderil. Y por esta razón se nos invita a llenar de cartas la Nunciatura Apostólica. Pero quienes afirman esto no valoran el modo de hacer de San José, a quien el Papa ha puesto como modelo al declarar este año jubilar en su honor. San José calla siempre, pero hace la voluntad de Dios inmediata y diligentemente. El silencio puede ser, muchas veces, la respuesta fiel a la voluntad de Dios, mientras que la algarabía, no pocas veces, conduce al desorden y a la división".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído