Pasaban las seis de la tarde cuando daba comienzo el primer encuentro promovido por la Asociación Farinatos por la Memoria, presentado por Susana Luengo en la Casa de la Cultura. La acompañaban el alcalde mirobrigense, Juan Tomás Muñoz, y los historiadores Ángel Iglesias Ovejero, Luis Castro Berrojo y Ángel de Miguel.

Las ponencias estuvieron caracterizadas por los testimonios personales fruto del trabajo y la investigación de los ponentes en relación a la historia, muchas veces olvidada, de las víctimas republicanas durante los años treinta y cuarenta en España, y concretamente en Ciudad Rodrigo y provincias cercanas.

El primero en intervenir fue Ángel Iglesias Ovejero, Catedrático emérito de la Universidad de Orléans (Francia) y miembro del Centro de Estudios Mirobrigenses, quien centró su ponencia en la importancia de mantener en la memoria todas las víctimas represaliadas que, por su anonimato, no han sido tenidas en cuenta como otros personajes de la época.

Tuvo tiempo también para resaltar la relevancia de los testimonios orales de las localidades de la provincia, que encierran en numerosas ocasiones la verdad de sucesos silenciados por el sistema de entonces. ?Gracias a todo el trabajo realizado ahora es posible matizar la geografía y cronología del terror y de todas las muertes silenciadas por el poder?, afirmó Iglesias Ovejero.

Por su parte, Luis Castro Berrojo, Historiador y Secretario de la Asociación Memoria de La Orbada, centró su discurso en todas las investigaciones llevadas a cabo en esta zona de la provincia, de especial relevancia por los sucesos violentos acaecidos durante la Guerra Civil en España.

Desde el año 2013, la asociación ha acometido una serie de trabajos entre los que figuran las excavaciones que han dado como resultado el hallazgo de hebillas, trozos de telas, casquillos de bala, e incluso restos óseos. Hecho último éste que ha llevado a Castro a denunciar la situación sobre el problema al acceso a archivos históricos, así como a la falta de apoyo institucional para continuar investigando sobre los crímenes de guerra.

Cobraron, por último, especial importancia los testimonios de Ángel de Miguel,  Historiador e investigador de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Salamanca, quien rememoró algunos de los sucesos acaecidos en Ciudad Rodrigo, como los asesinatos de Celedonio López, barrendero asesinado por la zona de la Rúa del Sol y el caso de Martina Iglesias, presa en Ciudad Rodrigo en el año 36 y enviada a la prisión vasca de Saturraran, de la que nunca más se volvió a saber nada.

Con estas ponencias se puso de manifiesto la cantidad de material informativo aún por recobrar y la importancia del papel de las instituciones como herramienta de apoyo para continuar una labor que desarrolla un gran número de ciudadanos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído