Siete positivos han aparecido en el cribado masivo realizado este domingo a 86 vecinos de Dios le Guarde, localidad en la que la pasada semana se produjo un brote de COVID que afectó a 11 personas, aunque ninguna de ellas tuvo que ser hospitalizada.

Con apenas 170 habitantes, casi un 6,5% por ciento guardaba cuarentena por un contagio mixto; es decir, producido en el entorno familiar, laboral y social.

La localidad, perteneciente a la zona básica de salud de Tamames, se encuentra en 'riego muy alto' en el portal de datos abiertos de la Junta de Castilla y León.




Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído