La Junta invierte 170.000 euros en recuperar tres antiguas casas rectorales para viviendas de alquiler social en Águeda y Aldea del Obispo

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha rehabilitado hasta ahora 43 viviendas en la provincia salmantina con una inversión total de 1,9 millones de euros

0 Comentarios

Suárez Quiñones con vecinos de Aldea del Obispo | Foto: JCYL
Suárez Quiñones con vecinos de Aldea del Obispo | Foto: JCYL

La Junta de Castilla y León invirtió un total de 170.000 euros en la rehabilitación de las antiguas casas rectorales de las localidades salmantinas de Águeda y Aldea del Obispo para su transformación en tres viviendas que se incorporan, de este modo, al parque público de alquiler social en la Comunidad. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó este lunes las obras y manifestó la importancia de “mantener y repoblar la vida en los pueblos” para las políticas del Ejecutivo autonómico.

Según sus datos, se trata de tres viviendas cedidas por el Obispado de Ciudad Rodrigo, de las 22 facilitadas hasta ahora en la Comunidad por la Iglesia Católica. En este sentido, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha rehabilitado hasta ahora y puesto a disposición de las familias en el medio rural de la provincia salmantina un total de 43 viviendas, aportadas también por los ayuntamientos, con una inversión total 1,9 millones de euros.

Por otro lado, en Castilla y León, a través del programa Rehabitare, se han rehabilitado hasta ahora 352 viviendas, con una inversión de 16,2 millones de euros, que en los próximos dos años, hasta 2023, llegarán a los 23,5 millones de euros de inversión y un total de 500 viviendas rehabilitadas por la Junta a disposición de otras tantas familias en régimen de alquiler social, aportadas por ayuntamientos, obispados y con la colaboración de las nueve diputaciones. De ellas, 64 serán en la provincia Salamanca con el apoyo de La Salina.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente estuvo acompañado en su visita a las antiguas casas rectorales, residencia de los sacerdotes, por el propio administrador apostólico de la diócesis mirobrigense, Jesús García, el alcalde de Ciudad Rodrigo, Marcos Iglesias, la alcaldesa de Aldea del Obispo, Rosa Baz, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, el delegado territorial de la Junta, Eloy Ruiz, y el secretario general de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, Ángel Marinero.

Las tres viviendas

Según explicó el consejero sobre la vivienda situada en la Plaza Mayor de Águeda, esta antigua casa parroquial se encontraba deshabitada y su estado de conservación en general era “bastante precario”. Tras la rehabilitación, la vivienda resultante, con una superficie útil de 90,4 metros cuadrados, cuenta con salón-cocina, tres dormitorios, entrada, baño, aseo y porche. La inversión realizada en esta nueva vivienda ha sido de 50.000 euros.

Por otro lado, la casa rectoral de Aldea del Obispo ha sido transformada en dos viviendas, con entrada por la calle Iglesia y por la Plaza Mayor, respectivamente. Se trata del edificio correspondiente a la casa parroquial y también de un anexo destinado a cochera. El presupuesto de inversión de las dos viviendas construidas por la Junta en el inmueble de la casa rectoral es de 120.194 euros, de los cuales el Obispado ha aportado 20.151 euros.

A través del programa Rehabitare de 2018 se ha construido una primera vivienda, actuando en la parte izquierda del edificio con una superficie útil de 102,30 metros cuadrados, que se distribuyen en una entrada, salón, cocina, cuarto de caldera, tres dormitorios, baño, distribuidor y porche.

Además, a través de la edición 2020 del programa, se ha construido una segunda vivienda, con una superficie útil de 92,71 metros cuadrados, que se distribuyen en planta baja en salón-cocina, baño, entrada, escalera y distribuidor y en planta primera en distribuidor y escalera, cuatro dormitorios y baño. Las zonas de la antigua entrada y de la cochera quedan vinculadas a la vivienda de esta actuación con una superficie útil 38 metros cuadrados.

Estas tres viviendas, que han supuesto una inversión global de 170.000 euros, se suman al programa Rehabitare que viene desarrollando la Junta de Castilla y León con el objetivo de “recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal y eclesial que se encuentran abandonadas y cuya rehabilitación y recuperación es interesante para el medio rural”.

Medio millar de viviendas

El “éxito del programa” ha hecho que el presidente de la Junta y los presidentes de las nueve diputaciones provinciales firmaran el verano pasado un protocolo para aumentar la oferta de alquiler social en el medio rural, con especial atención a los jóvenes, protocolo que posteriormente se ratificó con la firma de convenios específicos con las respectivas diputaciones.

Los datos del programa Rehabitare en Castilla y León reflejan hasta este año 2021 un total de 352 viviendas rehabilitadas y una inversión por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en obras de rehabilitación de 16,2 millones de euros, que en los próximos dos años, hasta 2023, llegarán a los 23,5 millones de euros inversión y un total 500 viviendas rehabilitadas por la Junta a disposición de otras tantas familias en régimen de alquiler social, aportadas por ayuntamientos, obispados y con la colaboración de las nueve diputaciones.

Rehabitare en Salamanca

En la provincia de Salamanca, desde 2016, a través del programa Rehabitare, se han realizado 43 viviendas, aportadas por los ayuntamientos, los obispados y la institución provincial, con una inversión total 1.903.498 euros. El pasado mes de diciembre se firmó el convenio entre el consejero de Fomento y Medio Ambiente y el presidente de la Diputación de Salamanca para reforzar este programa en la provincia y ampliar la oferta de alquiler social de viviendas en el medio rural. El convenio contempla la rehabilitación de 16 viviendas y la aportación conjunta de 832.000 euros a partir iguales entre ambas administraciones.

Por su parte, y a mayores de este convenio con la Diputación de Salamanca, la Junta de Castilla y León ha comprometido hasta 2023 una inversión propia de 870.000 euros más para rehabilitar otras 18 viviendas en la provincia salmantina. De este modo, la nueva inversión total prevista hasta 2023 será de 1,7 millones de euros para rehabilitar un total de 34 viviendas. Desde que se inició el programa Rehabitare en la provincia de Salamanca, y hasta 2023, se habrá rehabilitado un total de 64 viviendas en alquiler social, con una inversión en obras de rehabilitación de más casi tres millones de euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente mostró su satisfacción por la expansión del programa Rehabitare, que ha conseguido la implicación de otras instituciones que apoyan a la Junta de Castilla y León, lo que supone "un considerable impulso para seguir ampliando el parque público de vivienda social en la Comunidad y muy especialmente en el medio rural, donde se centra específicamente este programa, que ya se ha consolidado como una herramienta eficaz para facilitar el acceso al alquiler de vivienda a las familias más necesitadas, frenar la despoblación del medio rural y estimular la actividad económica a través de la rehabilitación de las viviendas”, resumió Suárez-Quiñones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído