Fuenteguinaldo ha cumplido con su cita más esperada, el inicio de los encierros de fiestas. Puntuales a la cita, los caballistas dirigieron los morlacos hasta la plaza sin ningún altercado. El multitudinario público y el ambiente festivo reinaron en la localidad.

Desde primera hora de la mañana comenzaron los aficionados a buscar sitio para presenciar el encierro grande de fiestas en Fuenteguinaldo. Peñistas y oriundos se ubicaban por los tablaos y balcones para ver de cerca la tradicional carrera a caballo en la que los garrochistas transportan a toros y cabestros hasta la plaza. 

Ha sido limpio, sin altercados y cumpliendo las expectativas que prometen siempre los festejos en honor a San Bartolomé.  Un total de cuatro toros hicieron correr de lo lindo a los mozos más atrevidos que, pese a tener al caballo como protagonista, se animaron a ir delante de los jinetes, haciendo honor a lo que son unos festejos taurinos.

Tras la capea tuvo lugar la gran comida popular, para dar paso a la tarde de unas fiestas que acaban de arrancar y que son cita obligada de la comarca cada época estival.  

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído