Sorprendía ver cómo se levantaba el telón esta mañana en Ciudad Rodrigo ante la expectación de un gran público infantil a la espera de saber qué era eso de combinar narrativa, teatro y música a la vez. 

Poco tardó en hacer su aparición en escena una peculiar narradora que procedió a presentar uno a uno a los instrumentos protagonistas y ambientadores de la obra. Una flauta ?Katrina Penman-, un clarinete ? Eduardo Alfageme-, una trompa ?Doris Gálvez- y un fagot ?Vicente Moros-. 

Entre todos, y al son de la mejor melodía clásica, procedieron a sacar al escenario a ?Ferdinando, el Toro? que compartió papel con ?El Patitio Feo?, y los cuales ofrecieron una original y cuidada versión  de  algunos cuentos clásicos infantiles.

Además de ser una obra con una afinada puesta en escena, una esmerada selección de temas melódicos y una fuerza de enganche espectacular  gracias a su narradora, guardaba en ella una clara y concisa moraleja para los más pequeños, solo descubierta tras el final de cada cuento, cuando se descubre que Ferdinando resulta no ser un toro tan bravío como aparenta y el Patito no es tan feo como ha creído ser siempre. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído