Vigilancia especial para evitar que el 'no Carnaval' de Ciudad Rodrigo se traslade a peñas, locales particulares y alojamientos rurales de la zona

Con cierre perimetral de Castilla y León y por provincias, los controles de la Guardia Civil en la comarca mirobrigense serán los habituales del Estado de Alarma

0 Comentarios

Campanazo
Campanazo

Ni Campanazo multitudinario, ni Carnaval del Toro. Ciudad Rodrigo vive estos días de una manera bien diferente las multitudinarias fiestas que llenaban de bullicio, animación y colorido la ciudad durante el Carnaval.

Sin fiestas de disfraces ni festejos taurinos, priman las medidas sanitarias para evitar contagios, por lo que, hasta el próximo martes, se intensifican la vigilancia y los controles para evitar concentraciones y fiestas privadas.

Con la suspensión de todos los actos tradicionales del Carnaval del Toro, y unas medidas sanitarias que implican control de aforos, cierre perimetral autonómico y de cada provincia, concentraciones limitadas a cuatro personas y toque de queda de 20.00 a 06.00 horas, la mirada está puesta este fin de semana en las posibles reuniones en locales, casas particulares, fincas o establecimientos rurales. 

La Policía Local de Ciudad Rodrigo ha puesto en marcha un dispositivo especial de control para el 'no Carnaval' en el  que también se han incluido jornadas informativas y de sensibilización para concienciar a los adolescentes y evitar que incumplan las normas. "Les hemos explicado la situación epidemiológica de Ciudad Rodrigo y también las sanciones por su incumplimiento, como las reuniones de peñas".

"Las peñas no han alquilado locales, otra cosa son las reuniones y fiestas en bodegas y locales particulares"

Una de las principales preocupaciones de estos días son las posibles concentraciones masivas en lugares privados, como ya ocurrió en Navidad, aunque desde la Policía Local aseguran que, en el caso de las peñas tradicionales de Ciudad Rodrigo, no han detectado que se hayan alquilado locales o garajes para reuniones.

Otra cosa, apuntan, son los encuentros y fiestas en bodegas y locales particulares, "más difíciles de detectar, aunque lo intentaremos controlar".

Carnaval del Toro

Y en el punto de mira se encuentran este fin de semana especialmente fincas y hoteles, casas y alojamientos rurales de Ciudad Rodrigo y alrededores. También en este aspecto la Policía Local de Ciudad Rodrigo ha realizado una campaña informativa entre los establecimientos rurales porque, como explican, "son alojamientos turísticos y no lugares de fiesta".

En este sentido, aseguran que a los responsables de este tipo de establecimientos les han dejado claro que no deben admitir a clientes que lleguen de fuera de la provincia y, si no son convivientes, "tampoco recibir a más de cuatro personas por alojamiento". En general, explican, "los dueños son conscientes de las medidas sanitarias y nadie quiere arriesgarse a sanciones".

Las condiciones para alojar en casas rurales: Hasta cuatro personas de convivientes y de la provincia

Por su parte, fuentes de la Guardia Civil han explicado que los controles en la comarca mirobrigense "serán los habituales del Estado de Alarma, no varían, en principio". 

Sin dispositivos especiales "porque no hay carnavales", sí se producirá un refuerzo de personal aunque, remarcan, que la provincia y la Comunidad estás cerradas, con lo que no debería producirse desplazamientos a esta zona, salvo los justificados. 

También aseguran que sí habrá un control especial en casas y establecimientos rurales del entorno de Ciudad Rodrigo porque, insisten, "la provincia está cerrada", con lo que los alojados tienen que ser de Salamanca.

Las casas y alojamientos rurales no se llenan este fin de semana

"Teníamos cerrada la casa y no abrimos para el Carnaval, nos han llamado los agentes para preguntarnos". Así responde la propietaria de un alojamiento ubicado en las proximidades de Ciudad Rodrigo, que mantiene su negocio sin actividad "para evitar problemas".

Otras, sin embargo, sí están abiertas y no han completado las reservas. Frente al 100% de ocupación que para estos negocios suponía otros años el fin de semana de Carnaval, las medidas sanitarias impuestas para contener el coronavirus hacen que estos negocios se resientan. 

Los dueños de estos establecimientos admiten que el movimiento nada tiene que ver con otros años. "Hay miedo y la gente de fuera no pueden venir, tenemos reservas hasta el domingo para grupos de amigos pequeños, se nota mucho el parón y la imposibilidad de que vengan de otras provincias", lamentan.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído