El colegio San Blas de Santa Marta de Tormes está desarrollando una acción formativa, enmarcada dentro del Proyecto de Custodia Medioambiental, orientada a la creación de Huertos Ecológicos y Didácticos en los centros educativos. Se trata de una actividad gratuita para los alumnos participantes que se cofinancia por FEDER a través del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP) y el Ayuntamiento de la localidad transtormesina.

La experiencia piloto, que se realiza en el CEIP San Blas gracias a la colaboración de la dirección, el profesorado y el AMPA del centro, ha comenzado en este mes de octubre con 20 alumnos de Primaria.

Durante la misma, los escolares conocen las diferencias entre la agricultura convencional y la ecológica contrastando los beneficios y perjuicios dentro de unos hábitos saludables para nosotros y el entorno a través del Huerto Escolar de nueva creación. Así, estudiarán el problema socioambiental derivado del agotamiento y deterioro de los recursos como el agua y el suelo, analizarán el entorno interior y exterior del Centro Educativo  para la valoración de su calidad ambiental y realizarán talleres de ecología doméstica y visitas ambientales de tal manera que valoren la importancia de la labor hortícola y adquieran los conocimientos necesarios para crear su propio huerto ecológico y para incluir los productos que de ellos salgan en su alimentación diaria.

Asimismo, el conocimiento mediante talleres prácticos de agricultura ecológica, servirá a los alumnos para descubrir la biología de las plantas asociadas a los cultivos y, en relación con ello, comprender las buenas prácticas que deberían ir unidas a la agricultura para la conservación del suelo, el agua, los seres vivos y para mejorar y cambiar nuestros hábitos hacia una alimentación más saludable.

 
Al mismo tiempo, se trabajaran las actitudes que valoren la importancia del sector agrícola y a los agricultores, a la vez que aprenden las técnicas, procedimientos y herramientas básicas que se emplean en esta labor.

Unido a todo lo anterior, es interesante conocer cómo funcionan los centros educativos desde el punto de vista energético, consumo de agua, gestión de residuos, ruidos, etc., para que los escolares tengan una visión más global, que todo lo que afecta a la sociedad urbanita tiene repercusiones sobre el medio natural y, lógicamente, sobre los productos alimenticios que provienen de la agricultura.

La concejala de Economía y Empleo, Chabela de la Torre, explicó que desde el Ayuntamiento están encantados de retomar una actividad que se iniciaba años atrás “con un resultado muy positivo y a la que queremos dar continuidad para fomentar la sensibilización de los niños". 

La iniciativa tiene una duración de 70 horas, de octubre a mayo, con una sesión de dos horas cada miércoles.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído