Curioso incidente el ocurrido en la tarde de este jueves, 25 de julio, en la piscina municipal de Cabrerizos. Al menos un individuo habría defecado en el agua, "para hacer la gracia", según testigos, y este hecho ha obligado a la empresa concesionaria a cerrar el acceso al vaso para echar los productos de limpieza pertinentes.

Los hechos han ocurrido sobre las 17:00 horas, cuando había un importante volumen de personas en la piscina, aunque las mismas fuentes indican que había al menos "tres excrementos bien diferenciados desde por la mañana" que fueron retirados pero que, al parecer y siempre según los testigos, se procedió a la limpieza durante la tarde, gerando estos inconvenientes a las familias que allí se encontraban. "No ha sido una persona con incontinencia ni un niño pequeño", dicen.

Desde Iniciativa por Cabrerizos-Los Verdes indican que tanto el desempeño de la socorrista como del técnico municipal ha sido el correcto, pero que la empresa "podía haber actuad con mayor claridad" ya que sabía lo que había ocurrido desde por la mañana. "Al tratarse de una gracieta, esto viene a confirmar que en Cabrerizos ocurren situaciones a las que hay que ponerle nombre", indica Gorka Esparza. 

Iniciativa por Cabrerizos también afirma que, a principio de temporada, remitió a la concejalía de Deportes "un extenso documento con propuestas de mejora que son reiterativas de otros años", y en la que figura que es urgente instalar "un suelo antideslizante en la piscina infantil, porque ya ha habido varios resbalones". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído