La Escuela de Hostelería de Santa Marta apuesta por la formación en seguridad alimentaria en su nueva oferta de cursos

La concejala de Formación, Chabela de la Torre, acompañada del director de la Escuela de Hostelería, José Luis García, han presentado en la mañana de este jueves, 3 de septiembre, la nueva oferta formativa para el curso 2020-21 de la Escuela municipal de Hostelería, un nuevo año en el que la aportación municipal destinada para cursos propios de Educación de Adultos alcanzará los 50.000 euros

5 Comentarios

 Hostelería Santa Marta (6)
Hostelería Santa Marta (6)

Como ha explicado la edil del área, “en este curso especial hemos tomado todas las medidas anti-Covid que se han recogido en un protocolo formalizado, y vamos a impartir como es habitual tanto cursos de adultos como los cursos de idiomas, que fueron una de nuestras apuestas formativas y que vamos a mantener porque es un plus para todo profesional del sector". De la Torre ha explicado que, a esos curos, "se unen los monográficos en un completo programa con el que creemos haber cubierto todas las especialidades del mundo de la cocina. Desde la Escuela hemos realizado una apuesta muy importante que tiene como objetivo la formación para dar el salto al mercado laboral, esa futura inserción que está en un 60 por ciento y que esperamos que se mantenga a pesar del varapalo del sector servicios”, ha comentado a los medios de comunicación.


Como novedad en esta edición, además de los cursos monográficos más demandados, la Escuela de Hostelería de Santa Marta ha apostado fuertemente por incluir cursos de seguridad alimentaria, como los de autocontrol en la cocina, interpretación de etiquetas en alimentación y seguridad alimentaria e higiene en la cocina, "orientados a que todos los profesionales se formen en situaciones como estas que requieren de una especial necesidad de higiene”, según las palabras de la concejala.

Este año se van a impartir como cursos propios los de Adultos de cocina, desde los 18 años; Servicios de bar y cafetería y los de idiomas como inglés, ruso y chino. Estos cursos tienen una duración de un año académico y todos los que estén interesados podrán formalizar su matrícula entre el 9 y el 25 de septiembre, en horario de 9.30 a 13.00 horas en la Escuela municipal de Hostelería, en la calle Antonio Machado.

A los cursos propios se suman los cursos monográficos, que tienen una duración de 20 horas, a excepción del de corte de jamón, que constará de 10 horas. Así, en el mes de octubre se ofrecerá iniciación a la coctelería, cata de vinos y arroces y pasta fresca; en noviembre, iniciación a la pastelería, corte de jamón y manual de autocontrol en cocina y en diciembre el ya tradicional de cocina de Navidad. El segundo trimestre se inaugura en enero con coctelería de vanguardia y cocina básica para principiantes; en febrero, corte de jamón, elaboración y montaje de tartas y panadería y bollería; en marzo, sommelier, cocina asiática, interpretación de etiquetas de alimentación y gastronomía vasca. El tercer trimestre comienza con el curso en abril de cafés especiales, batidos y copas de helados, el de corte de jamón y el de cocina a baja temperatura y vacío; en mayo se impartirá el curso de coctelería fresca, perfeccionamiento de pastelería y seguridad alimentaria e higiene en la cocina y en junio concluirá la oferta con técnicas de preelaboración de pescados.

Exigente protocolo anti-Covid

En otro orden de cosas, en la Escuela de Hostelería se han puesto en marcha un protocolo anti-Covid de cara a este comienzo de curso. 

Así las cosas, será obligatorio mantener una distancia de seguridad de 1,5 metros: se han colocado alfombras con bactericida en las dos entradas, situadas en las calles Antonio Machado y Bajada del Río, para desinfectar los pies. También se ha dispuesto la colocación de gel hidroalcohólico en cada una de las entradas a la escuela, y además en todas las aulas y talleres. 

Se utilizarán guantes y mascarillas obligatorias por todo el personal, alumnos y profesores durante la permanencia en la escuela, facilitando todas las necesarias para aquellas personas que lo necesiten. También se han colocado mamparas de metacrilato para la entrada principal y para la mesa del profesor de cada una de las aulas; se han señalizado las medidas a adoptar en todos los espacios de la escuela; se establecen limitaciones de aforo en aulas y talleres al 50 ciento; para la mayoría de los programas el máximo establecido es de 15 alumnos —si bien en espacios como cocina y bar-restaurante se contempla la posibilidad de ampliarlo a 20-25 personas pudiéndose establecer,  en distintos horarios, dos grupos para cada uno de estos programas mencionados— ventilación constante de las aulas y talleres a lo largo de todo el día. 

Los alumnos de las enseñanzas de cocina realizarán su entrada al centro por la calle Antonio Machado, y los de Bar y Restaurante por la Bajada del Rio, no cruzándose en ningún momento; tanto para el turno de mañana como para el de tarde se establece como máximo la permanencia en la escuela de 50 alumnos entre los distintos programas, si bien el aforo máximo establecido por los responsables municipales es de 291 personas como así está recogido en una placa a la entrada de las instalaciones. 

Además de todo ello, se han solicitado termómetros láser, al menos 1 para cada entrada de acceso a la escuela y en última instancia no estará permitido el acceso al interior del edificio a aquellas personas que presenten algún síntoma compatible con el Covid-19.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído