Topas ha disfrutado este sábado de uno de los mayores atractivos de su programa festivo, el encierro taurino por las calles de la localidad. Fue al mediodía y supuso, sin duda, uno de los grandes atractivos de la segunda jornada de fiestas en honor a San Antonio de Padua pero no el único. 

El programa se inició pronto con la tradicional diana. Le siguió una chocolatada y la esperadísima segunda edición de la exhibición de cetrería. 

Ya por la tarde, el frontón del pabellón acogió un doble enfrentamiento de pelota. Los toros volvieron con la celebración del otro gran atractivo taurino de la jornada, el toro del cajón. 

La Orquesta La Huella puso el broche a la jornada en la explanada de las piscinas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído