La Junta deja sin titular médico a los municipios de Mozárbez y Miranda de Azán

Según el PSOE, en ese aviso se les advierte que el médico que presta servicio en estos dos pueblos se incorpora a la demarcación de Carbajosa de la Sagrada, sumándose a los otros tres facultativos allí asignados

7 Comentarios

Miranda de Azán
Miranda de Azán

La Junta de Castilla y León vuelve a asestar “un duro golpe y a atentar contra la sanidad rural y los ciudadanos que allí viven” según  denuncia el Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca, al dejar sin médico a otros dos municipios de la provincia como son Mozárbez y Miranda de Azán.

Ambos ayuntamientos y sus respectivos alcaldes recibían el pasado 27 de enero un aviso en el que se les alertaba sobre las intenciones, “sin previo aviso”, del Gerente de Atención Primaria de Salamanca, Luis Javier González, para suprimir de manera inmediata la demarcación médica en estos dos municipios según manifestó él mismo en declaraciones públicas.

En dicha alerta, “y sin que haya habido explicación previa alguna”, según el PSOE, se les advertía  que el titular médico que presta consulta en estas localidades se incorporaba para ejercer esta labor al centro sanitario ubicado en otro municipio, concretamente a Carbajosa de la Sagrada,  para sumarse a los otros tres facultativos que ya ejercen allí.

De esta forma, las demarcaciones médicas tanto de Mozárbez como de Miranda de Azán, y que contaban con su propio titular médico, “dejan de existir y son eliminadas”, para quedar incluidas en las demarcaciones del  municipio de Arapiles-Las Torres en el caso de Miranda de Azán y, al mismo tiempo, añadir o incluir Mozárbez en la de Morille, San Pedro de Rozados y Monterrubio de la Sierra; según la información proporcionada por el PSOE.

Según la comunicación de prensa del PSOE de Salamanca, los alcaldes de todos estos municipios han mostrado su indignación por esta decisión impuesta por los responsables sanitarios de la Junta y ya han trasladado su malestar y profundo rechazo a la misma. Según aseguraba este jueves el alcalde de Miranda de Azán, José Luis Sánchez, "siempre estaremos en contra de la reducción de servicios en materia sanitaria en el medio rural y creemos que Miranda de Azán, por población y número de cartillas sanitarias debería tener médico más días". Aún así, tranquiliza a sus vecinos asegurando que "no nos vamos a quedar sin médico. Nos han unido a  Arapiles y las Torres y el médico seguirá pasando consulta en la localidad". Al parecer la noticia había causado confusión entre los vecinos y algunos han entendido que iban a quedarse sin médico. Actualmente Miranda de Azán cuenta con 386 tarjetas sanitarias, más de 70 niños en edad escolar y una residencia de mayores. Motivos suficientes según el alcalde para "ampliar los servicios médicos". 

Según el PSOE, la indignación de los ediles es por "la eliminación de asistencia médica en el caso de Mozárbez y Miranda de Azán", y por "la saturación a la hora de prestar este servicio básico, con el consiguiente empeoramiento de la calidad y la masificación en el resto, al verse obligados a acoger un mayor número de usuarios y de pacientes con los mismos recursos tanto humanos, de infraestructuras, como materiales con los que ahora cuentan, y que ya son, de por sí, muy escasos".

Indignación que ya han hecho llegar hasta el propio Gerente provincial por escrito mediante una carta y, de manera reiterada en un encuentro mantenido de forma presencial con él donde, según han declarado los propios alcaldes afectados al PSOE, “ni les convencieron las razones dadas, ni las entendieron y ni, por supuesto, aceptaron”, además de dejar claro que su negativa no es a que se aumente el número de profesionales o de facultativos en el Centro de Carbajosa de la Sagrada sino que se haga a costa de sus pueblos, reduciendo la calidad y las condiciones de la atención médica que en ellos se presta en unos casos, y eliminándola en otras, “un agravio que no están dispuestos a consentir”.

Una indignación que se ha extendido “de forma unánime” entre las personas que en estas localidades residen, por los perjuicios que esta medida conlleva, y lo que es peor, “por poner en peligro la salud de todos ellos que en muchos casos son pacientes crónicos, con necesidades de atención habitual y presencial, y en un gran número personas mayores con dificultades o imposibilidad de poder desplazarse” según han hecho saber los propios alcaldes al diputado provincial del PSOE en la Diputación Manuel Ambrosio Sánchez, al que han informado de la intención de convocar las acciones de protesta que sean necesarias hasta que la Junta rectifique y dé marcha atrás.

El diputado socialista, se ha sumado a esta protesta y comprometido su apoyo para poner solución a este hecho que, según ha manifestado, viene a demostrar una vez más el proceso de aniquilamiento que desde de la Junta se ha decidido en relación a la sanidad pública y más concretamente de la sanidad rural, “para la Junta y para el señor Mañueco la sanidad rural es simplemente una cuestión de números y de eficiencia, de redistribuir zonas médicas y facultativos menospreciando a los que vivimos en los pueblos” ha reivindicado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído