Pasan unos minutos de las 14.20 y ya, desde la Gran Vía, punto de donde parte el autobús metropolitano con destino a Santa Marta -gestionado por el Grupo Avanza-, la cola para acceder al autobús que sale a las 14.30 horas es de varios metros.

Una pareja de turistas, con destino a un hotel de Santa Marta, paga 2,90 euros por sus dos billetes de bus. El resto de usuarios, habituales, hace uso de su tarjeta monedero que cuesta 1,06 euros por viaje. En escasos minutos los usuarios se hacen con los asientos y ya se quedan algunos de pie. Y es el comienzo de un largo recorrido que tiene su final de trayecto en Valdelagua.

En la línea de transporte metropolitano, que cada año se salda con superávit -cuyas competencias dependen de la Junta de Castilla y León-, otra larga cola espera en la segunda parada de Reyes de España. Estudiantes con enormes mochilas, trabajadores que acaban su jornada laboral, menores acompañados de sus padres y madres con carritos de bebé...

Tantos que parece imposible que puedan subir al autobús. "Iros al fondo", vocea el conductor. Pero tanto en la parte final, como en la parte central del autobús se amontonan los usuarios y siguen subiendo, todos, sin que nadie quede en la marquesina. A rebosar, parece difícil colocar a alguien más. Un breve recorrido entre la ciudad y Santa Marta que se vuelve en incómodo en horas puntas. Y el autobús sigue su recorrido. Tercera parada en la Vía Helmántica, en el muro de San José, de la que ni baja ni sube nadie. 

Sí lo hacen en la cuarta, en la glorieta Llaves de la Ciudad. Pero el autobús sigue su habitual recorrido y en la parada del Centro Comercial del Tormes, deja a un buen número de viajeros. Alivio mínimo de los que siguen de pie hasta que suben otros tantos con bolsas de compras repletas a los también que les cuesta hacerse un hueco. Es a partir de Signo XXV cuando el autobús comienza a perder pasajeros, en un recorrido que deja al mayor número de usuarios en las paradas de la carretera de Madrid.

La saturación de esta línea en horas punta, coincidiendo con la entrada y salida de alumnos de los centros educativos, se ha convertido en habitual cada día. Quejas de los usuarios por comenzar el viaje desde la Gran Vía ya de pie y traslado de esta situación, que se repite cada día de lunes a viernes, al último pleno del Ayuntamiento trastormesino.

“Pedimos el refuerzo de las líneas en horas punta y en fechas puntuales”

A través de la concejala Carmen Cabrera, Santa Marta Decide hizo referencia también a la saturación de los autobuses coincidiendo con la semana de fiestas en Salamanca, cuando “fueron muchas las personas que se quedaron en tierra en varias paradas coincidiendo con la hora de los conciertos”. Para paliar esta situación, la formación ha solicitado el refuerzo, “cuando menos, para fechas señaladas”.

Asimismo, Santa Marta Decide recuerda otras peticiones solicitadas para mejorar el transporte metropolitano, moción “que no pudo llegar a pleno porque la junta de portavoces no lo consideró oportuno”.

A destacar, el refuerzo de las líneas en horas punta (entradas y salidas de colegios o de horarios laborales), así como en fechas especiales como fiestas de Salamanca o en Navidades, así como la ampliación de frecuencias de la línea de hospitales y la no supresión de la misma en periodo vacacional, de una manera definitiva. 

Otras demandas para mejorar este servicio solicitadas por Santa Marta Decide hacen referencia a la prolongación hasta las urbanizaciones los Sauces y Almendares, la línea de autobús que llega hasta Las Camilas, así como colocación de la marquesina correspondiente y aumento de la frecuencia de la misma. Garantizar la accesibilidad a los autobuses, estableciendo mejoras para que puedan acceder personas con movilidad reducida (sillas de ruedas o andadores), cochecitos de bebés o personas con otros tipos de discapacidad sensorial o visual o una mejora progresiva de la flota de autobuses, debido a la frecuencia de averías de algunos autobuses actuales, forman parte de las medidas reivindicadas.

Santa Marta es una de las 15 localidades que forman parte de la Red del Transporte Metropolitano de la que también forman parte Aldeatejada, Cabrerizos, Calvarrasa de Abajo, Carbajosa, Carrascal, Castellanos de Moriscos, Doñinos, Monterrubio, Moriscos, Pelabravo, Salamanca, San Cristóbal, Villamayor y Villares. Pero es también la línea más rentable por número de usuarios que, a diario, utilizan este servicio para acceder a Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído