El broche a las fiestas patronales de Santa Marta de Tormes no pudo tener este sábado un mejor inicio para los aficionados a los toros que, en la mayoría de los casos, ni se acostaron para acudir a la Plaza de Toros a las 8 de la mañana y compartir sueño, resaca y emoción con los peñistas que aguantaron para disfrutar del popular Toro del Aguardiente.

Otra vez registró la Plaza un lleno hasta la bandera y en esta ocasión vecinos de todas las edades se mezclaron en el coso santamrtino para asistir al acontecimiento del día. Los recién levantados, con mantas para combatir el fresco de las primeras horas del día; quienes regresaban de una noche de fiesta, dispuestos a encararse con los animales que llevaron el 'oh' a los tendidos en cuento asomaron por la puerta de chiqueros.

La labor previa de la Guardia Civil evitó que sobre la arena quedaran mozos en malas condiciones para ponerse delante de un toro por lo que la capea discurrió por los cauces correctos y no dejó más que pequeños sustos y, un año más, muchísimas satisfacciones. 

Otras actividades

Quienes vienen por detrás, los pequeños del municipio, tuvieron su particular encuentro con los toros con el encierro infantil de mediodía que también se celebró en el coso taurino. Al terminar, los pequeños participantes recuperaron fuerzas con un almuerzo. A los mayores no les tocará hasta las 9 de la noche, momento en el que podrán probar en el Paseo fluvial la carne de las vaquillas.

Previamente, y como antesala, la Plaza de Toros acogerá a las 8 de la tarde un llamativo espectáculo ecuestre antes de cerrar sus puertas hasta el año que viene.

El último día de fiestas deja también juegos tradicionles y un festival provincial de sevillanas. El broche lo pondrá un espectáculo de fuegos artificiales al que seguirá la última verbena de las Fiestas 2015.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído