"Obras son amores y no buenas razones, esta frase lo define todo". Así ha presentado este jueves el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, la inversión de la institución provincial, de 178.000 euros, en los trabajos de mejora del tramo de casi cuatro kilómetros en Nuevo Amato, en una de las carreteras principales. Javier Iglesias ha estado acompañado por los diputados Carlos García Sierra, vicepresidente, y Eva María Picado. 

"Una inversión importante", ha reconocido Iglesias, antes de recordar que la vía se encontraba en un estado "lamentable. El regidor de Calvarrasa de Abajo, Marcelino Mateos, "tenía razón", ha reconocido Iglesias, que además de alabar la demanda realizada por el Ayuntamiento para renovar la carretera, ha destacado que estas actuaciones se traducen en "oportunidades" para la población. También ha felicitado al primer edil, "un gran alcalde, que se preocupa los vecinos, a los que representa, con una disposición personal absolutamente extraordinaria y una vocación de servicio impresionante a la que, por lo tanto, la institución provincial corresponde como debemos".

Por su parte, Marcelino Mateos ha aclarado que sólo atender los servicios públicos básicos en los diferentes núcleos de población es un reto no exento de dificultad, un "hándicap", ha señalado, antes de subrayar la necesidad de ir más allá que los servicios más elementales, al defender que la lucha contra la despoblación y la fijación de población hace necesario políticas más ambiciosas, como, ha detallado, la que ha concretado esta inversión que acerca todavía más Nuevo Amatos a Salamanca, ya que para estar cerca de la ciudad, además de estar cerca, valga la redundancia, en kilómetros es necesario contar con unas buenas carreteras, como la que ahora, ha brindado, ha estrenado la pedanía de Calvarrasa de Abajo. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído