Santa Marta concede 1.500 euros de ayuda a la ONG Delwende para la construcción de dos aulas en la escuela Caruto de Venezuela

El Ayuntamiento de la localidad transtormesina ha concedido una subvención de 1.500 euros a la ONG Delwende

3 Comentarios

En la imagen aparecen representantes de la Ong Delwende junto al alcalde de la localidad, David Mingo
En la imagen aparecen representantes de la Ong Delwende junto al alcalde de la localidad, David Mingo

El Ayuntamiento de Santa Marta ha concedido una subvención de 1.500 euros a la ONG Delwende, Al servicio de la vida, para la construcción de dos aulas en la Escuela Caruto de Venezuela, destinadas a la enseñanza de niños de edades comprendidas entre los 4 y los 12 años. Esta dotación económica está enmarcada dentro de las Ayudas de Cooperación al Desarrollo con las que el Consistorio ha beneficiado este año a siete asociaciones.

La Escuela Caruto cuenta con 14 aulas para acoger a 511 alumnos que reciben sus clases en turno de mañana. Dos de esas aulas forman parte del consultorio ‘Doctor José Gregorio Hernández’ que las necesita para acondicionar un laboratorio de análisis clínico solidario, por lo que los niños se quedarán sin dos de sus clases. Gracias a la subvención del Ayuntamiento de Santa Marta, los alumnos de la Escuela Caruto ubicada en Venezuela, podrán seguir recibiendo su formación en un espacio debidamente acondicionado para la actividad escolar.

“La educación es uno de los pilares básicos de la sociedad actual en cualquier parte del mundo. La construcción de escuelas es fundamental para que los niños puedan recibir formación y nosotros queremos ayudar a llevar la educación allí donde sea necesaria”, resaltó la concejala de Bienestar Social, Mari Cruz Gacho.

La Unidad Educativa Fe y Alegría Caruto se fundó en el año 1995 bajo la responsabilidad de las hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, que en el año 2003 decidieron trasladar su escuela a la capital del municipio Cedeño, al ver que allí había muchos niños sin escolarizar. La Escuela Caruto brinda a los niños y niñas más necesitados de la zona, una educación basada en la adquisición de valores, además de ayudarles a mejorar su realidad social y personal.

Gracias a un proyecto educativo integral se ha conseguido mejorar las expectativas de futuro de estos niños, algo que redunda de forma directa en la mejora de la realidad social de esta zona de Venezuela.

“Hay cosas que en países como el nuestro damos por sentadas, como el acceso a la educación, sin embargo, no en todos los sitios es tan sencillo recibir la formación adecuada. Por eso para nosotros es tan importante colaborar en este tipo de proyectos, que garantizan que todos los niños, sea cual su condición social, se puedan escolarizar”, concluyó Mari Cruz Gacho.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído