El Ayuntamiento de Villares de la Reina celebró este jueves una sesión plenaria extraordinaria en la que se abordó la posibilidad de aceptar la subvención de la Diputación de Salamanca para acometer las obras de refuerzo del firme en un tramo de tres kilómetros de la carretera DSA-500 que une Villares con Villamayor de la Armuña (la que transita junto al estadio Helmántico).

Como era de esperar, se aprobó la medida por unanimidad. Tasadas en 240.000 euros, la institución provincial aportaría 160.000 euros de esas obras por 40.000 cada uno de los dos ayuntamientos beneficiados.

Una vez que Villamayor dé también luz verde a la obra, el Pleno de la Diputación habrá de ratificar la intervención, momento en el que se iniciará el proceso de licitación de los trabajos.

La sesión plenaria de Villares sirvió, además, para determinar los días 30 de mayo y 31 de diciembre como festividades locales de cara a 2016.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído