El Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte emitió un  edicto en virtud del que insta a la Policía Local a precintar las instalaciones del matadero municipal “al efecto de impedir que se produzcan robos o cualquier otra perturbación en las instalaciones”. La orden establece que únicamente se permita el acceso a las mismas al titular de la empresa ‘Cárnicas Peñaranda S.L.’, empresa adjudicataria del matadero hasta 2050, y a representantes municipales. Unos y otros, advierte el edicto, deberán acceder acompañados por los funcionarios policiales.

 

El Consistorio adopta la medida tras tener conocimiento por parte de los trabajadores del matadero municipal de un supuesto intento de robo de la maquinaria que, una vez finalizada la concesión, pasaría a ser de propiedad municipal.

 

La actividad del matadero lleva paralizada desde que una inspección detectara un abandono del servicio por parte de los responsables directos de la empresa concesionaria, lo que derivó en un cierre cautelar, el pasado mes de noviembre,  “con grave perjuicio para el interés de los vecinos del municipio” al no haber representante legal que pudiera comunicar a la Junta de Castilla y León las incidencias en materia de sanidad que pudieran producirse. Esa circunstancia provocó que el Ayuntamiento anulara la concesión y trabaje en la actualidad por volver a adjudicar las instalaciones .
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído