El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha recibido esta mañana en el Palacio de La Salina a los representantes de la Comisión para la Supresión de los Peajes Lusos A25/A23, a quienes ha expresado su preocupación y su compromiso de apoyo a los argumentos  que promueve, por ser una medida que afecta al desarrollo socioeconómico de la provincia. La Comisión remitirá al presidente de la Diputación un argumentario concreto de sus planteamientos que será remitido en una nueva carta a los Ministros de Fomento y Asuntos Exteriores del Gobierno de España, a la vez que realizará otra serie de gestiones para trasladarles directamente la situación creada en la provincia.

Con este encuentro, Javier Iglesias, que estuvo acompañado por el vicepresidente primero y portavoz, Carlos García, así como por la diputada de Economía, Chabela de la Torre, respondía a la petición formulada por el representante de la Comisión y alcalde de Fuentes de Oñoro, Isidoro Alanís, de recabar el apoyo de la Diputación a una Comisión de la que forman parte numerosas entidades sociales, empresariales, sindicales, instituciones públicas y privadas de la provincia.

El presidente de la Diputación transmitió a los representantes de la Comisión su coincidencia en los planteamientos y que en su condición de máximo representante de la institución provincial, a lo que se une ser alcalde de un municipio transfronterizo como Ciudad Rodrigo, ya había remitido el pasado mes de febrero sendas cartas a los ministros de Fomento y Asuntos Exteriores del Gobierno de España, así como este mes al cónsul de Portugal en Salamanca, haciéndoles saber la preocupación generada en la provincia, tanto en colectivos profesionales como ciudadanos en general, por la implantación de dichos peajes.

En las cartas a los ministros Ana Pastor y José Manuel García Margallo, Javier Iglesias, les solicita que trasladen a sus homólogos del país vecino que las nuevas tasas en las autovías de conexión entre Portugal y España por la provincia “se traducen en trabas a la libre circulación y al desarrollo económico y social”. También recoge en sus misivas que “son obstáculos  para la supervivencia de sectores fundamentales de nuestra economía, como  el turismo, el comercio y el transporte de mercancías, que se están viendo gravemente afectados, además de empobrecer las relaciones de cercanía y hermandad que durante siglos hemos mantenido con nuestros vecinos portugueses”.

Del mismo modo, el presidente de la Diputación, que recuerda que no existe una alternativa razonable de conexión por carretera al margen de las autovías, traslada las dificultades existentes también por el método del cobro de las tasas “que no permite hacerlo ni en efectivo ni con tarjetas de crédito”. Por todo ello, solicita a los ministros de Fomento y Asuntos Exteriores que trasladen esta situación creada a sus homólogos portugueses “para que se replantee  la medida adoptada  o en su defecto se mejore el sistema de cobro y la información a los viajeros en general”.

Por su parte, Javier Iglesias traslada en la carta al cónsul de Portugal en Salamanca, augusto Pimenta, las gestiones que ha realizado ante el gobierno de España para que trasladen la preocupación al gobierno portugués. El presidente de la Diputación, a la vez que le hace partícipe de dichas gestiones también le solicita que como representante del gobierno de Portugal en Salamanca y conocedor de nuestra provincia, traslade la situación creada y cómo está afectando al tejido social, económico y productivo de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído