“Esta crisis llega en el peor momento, cuando la Sierra de Francia recibía miles de turistas que consumían, pernoctaban y compraban”

"Hay que reinventarse y ser capaces de acortar los tiempos de recuperación", explica el alcalde de Villanueva del Conde y diputado de Turismo, Javier García Hidalgo 

 Javier garcia hidalgo villanueva
Javier garcia hidalgo villanueva

Si a una comarca afecta de lleno el estado de alarma por la crisis del coronavirus, con el cierre de todos los alojamientos y restaurantes, es la Sierra de Francia, receptora de turismo todo el año pero, especialmente, a partir de la primavera. Y, como ejemplo, la localidad de Villanueva del Conde, pionera en el desarrollo del turismo de interior con más de 30 alojamientos rurales.

El diputado de Turismo y alcalde de Villanueva del Conde, Javier García Hidalgo, agradece en este momento el comportamiento de los vecinos. "Afortunadamente, a día de hoy, no tenemos casos positivos". Con la situación sanitaria como principal preocupación, la siguiente es la económica y las consecuencias que para toda la comarca supone la paralización total de los negocios dedicados al turismo.

“La situación está complicada, porque el turismo es uno de los sectores más castigados”, reconoce García Hidalgo, manifestando que habrá que conocer las medidas que se aplican cuando se levante el estado de alarma y se fijen cargas de aforo para restaurantes, establecimientos y hoteles. “Es posible, que en un restaurante con una capacidad de 80 personas se limite a menos de la mitad durante un tiempo”. Con unas medidas sanitarias que se desconocen, Javier García asegura que los empresarios, “tendremos que adaptarnos a las medidas que nos impongan, que no las sabemos”.

Con autónomos y pequeños empresarios que gestionan buena parte de los negocios que se dedican al turismo en la Sierra de Francia, el alcalde de Villanueva considera que la única manera de acortar los plazos de recuperación del sector y de la economía es conseguir ayudas institucionales y poner en marcha campañas para volver a captar turismo.

La Sierra de Francia, explica, ha hecho un esfuerzo para mejorar los servicios y la oferta turística, con la implicación total del sector, con negocios que se han mejorado porque han apostado por el turismo. Optimista, está convencido de que la recuperación será más corta porque se trata de una zona “conocida y reconocida”, principalmente para el turista nacional. 

Sin embargo, admite que “costará levantar el vuelo, afectará económicamente” porque para los negocios de la comarca “esta crisis ha llegado en el peor momento, entre marzo-abril y octubre llegaban miles de turistas a la zona, que consumían, pernoctaban y compraban productos para llevar”. Tras la crisis del coronavirus,  está convencido de que nada volverá a ser como antes y, asegura que habrá que adaptarse a la nueva situación, que conllevará medidas sanitarias para evitar que se repita esta pandemia.

“Hay que reinventarse y ser capaces de acortar los tiempos de recuperación, tenemos que poner todos los sectores de nuestra parte”. Para Javier García, todos los agentes de la comarca tenemos tienen que unirse para remontar con el objetivo de que la Sierra de Francia "siga adelante, porque el turismo tira de otros sectores".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído