La Residencia geriátrica Arapiles se convirtió este viernes en la embajada de Andalucía para hacer disfrutar a sus huéspedes de una peculiar Feria de abril.
Como de costumbre, la entrada a las instalaciones se transformó por la tarde en un improvisado ‘tablao’ en el que varias bailaoras asombraron a los residentes con su destreza para las sevillanas.

 

Todos los mayores que viven en el centro, algunos acompañados incluso  por sus familiares, acudieron a la cita independientemente de su estado. También las empleadas del centro disfrutaron de la fiesta. Entre baile y baile, el ‘cantaor’ salmantino Donato interpretó varias canciones que arrancaron el aplauso de los presentes.

 

La música puso el broche a una jornada especial en la que los residentes gozaron de un menú diferente a la hora de la comida y, junto a los suyos, disfrutaron de un ‘pincheo’ al finalizar la actividad al aire libre, favorecida por el radiante sol que lució durante toda la tarde lo que hizo que las actuaciones fueran aún más vistosas. 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído