Vitigudino celebra estos días sus fiestas patronales, en que los festejos taurinos y la tradición religiosa centran la programación. Este jueves fue el día de la Virgen del Socorro, a la que cientos de vecinos acomaparon por las calles de la localidad. Nacidas desde la más estricta religiosidad, las fiestas en honor a la Virgen del Socorro son una parte importante en la vida de los vitigudinenses, pues no hay casa donde no aparezca una imagen de esta Virgen sin niño, patrona de los desamparados. Tanta es la devoción que le procesa este pueblo, que sus mayordomas esperan para serlo más de veinte años de sus vidas, un momento que reciben con la misma ilusión que entrega durante los doce meses que portan las varas

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído