Fin al gran problema de los pueblos pequeños: “En 2023 el 100% de los municipios salmantinos depurará sus aguas”

Mientras 38 núcleos urbanos de Las Arribes siguen esperando un proyecto estatal que no llega, la Salina ha invertido 15 millones de euros en tres años para depuradoras en localidades de menos de 500 habitantes

 Estación depuradora de aguas residuales.
Estación depuradora de aguas residuales.

Hace 21 años que Europa aprobó la normativa que obliga a todos los ayuntamientos, sin excepción, a depurar sus aguas residuales (Directiva91/271/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1991). Sin embargo, a día de hoy son muchos los ayuntamientos de Salamanca que todavía no cumplen con esta legislación. El elevado número de pueblos de menos de 500 habitantes que hay en Salamanca y la importante inversión que supone para ellos instalar un sistema de depuración han lastrado durante estas dos décadas las buenas intenciones. Con los de más de 500 vecinos es la Junta de Castilla y León quien financia las obras de los sistemas de depuración. Una situación insostenible para ríos, regatos y acuíferos que reciben las aguas sucias, sin tratar, de los núcleos urbanos. Esta situación ha hecho que hace dos años la Diputación de Salamanca tomara cartas en el asunto y haya realizado el mayor esfuerzo inversor en esta materia en la provincia. 15 millones de euros en tres años.  

De hecho, hace unos días finalizaba el plazo de presentación de solicitudes por parte de los Ayuntamientos al Plan de Depuración 2021. “Se han presentado 90 solicitudes por parte de los Ayuntamientos y se atenderán casi todas”, asegura Román Hernández, diputado de Medioambiente. Estos 90 municipios se repartirán los 5 millones de euros con los que cuenta este plan. En 2020 se presentaron ante La Salina 138 solicitudes, de las que 73 fueron admitidas. Las cuarenta que se quedaron pendientes, ya que 20 fueron desestimadas por no cumplir con las bases o no subsanar errores cuando se les requirió, han podido presentarse a este año y el resto, podrán hacerlo para el plan de 2022 que todavía no está aprobado pero que cuenta con una dotación de 5 millones de euros en el presupuesto de la Diputación para este ejercicio.

Con estos 15 millones de euros, el objetivo de la Diputación es que “en 2023 esté completo el cien por cien de la depuración en los municipios de Salamanca”, asegura Hernández. De hecho, los mayores de 500 habitantes reciben la atención de la Junta en esta materia. En 2021 la Junta tenía previsto en Salamanca la ejecución de 40 depuradoras. Dos estaban en septiembre de 2021 aprobados (Mozárbez y Linares de Riofrío), cinco pendientes de aprobación municipal, 11 en fase de redacción, y 22 actuaciones en fase de análisis. Por lo que los problemas de depuración para los ayuntamientos salmantinos podrán ser historia después de 2022.

Proyecto de la depuradora de Linares de Riofrío
Proyecto de la depuradora de Linares de Riofrío

Que cada año la Diputación reciba menos solicitudes de subvención es un síntoma de que “los problemas se están solventando y con esta tercera asignación tendremos cubierta toda la depuración de la provincia”.

Eso sí, con alguna excepción ya que es “sangrante” el caso de los 38 núcleos urbanos de Las Arribes que desde hace doce años esperan un proyecto que no llega por parte del Ministerio. “Aquí no podemos hacer nada”, se lamenta Hernández quien recuerda que “el Ministerio declaró este proyecto de interés público con el objetivo de agilizar la depuración de la zona, que además es parque natural, sin embargo, 12 años después no se ha hecho ninguna inversión”. Una declaración de interés que limita a los Ayuntamientos afectados y a la Diputación de Salamanca ya que no pueden ejecutar ninguna obra por su cuenta. Solo tienen dos opciones: que el Ministerio ejecute el proyecto o bien que retire la declaración de interés público del proyecto y los consistorios puedan ejecutar obras o solicitar ayudas a otras instituciones. Dos alternativas que desde la Diputación acaban de exigir al Ministerio de Transición Ecológica gracias a una moción presentada en el pleno por los populares que contó con el apoyo tanto de Ciudadanos como del PSOE.

Una situación “mas grave todavía”, añade Hernández, ya que “se declaró de interés para agilizarlo porque la zona es Parque Natural, merece una atención especial en materia medioambiental y sin embargo, otros municipios ya tienen ejecutados sus sistemas de depuración y estos no”.

El Plan de Depuración de la provincia

En estos dos años pasados y en 2023 el Plan de Depuración de la provincia es un salvavidas para los ayuntamientos más pequeños. Las ayudas se destinan a entidades locales menores de 500 habitantes que quieran realizar obras nuevas para instalación de depuradoras o mejorar y ampliar las existentes. A el se han acogido ya casi doscientos municipios y se espera que el resto lo hagan en cuanto salga la convocatoria de este año.

Las solicitudes se atienden en función de criterios como el que no dispongan de un sistema de depuración; núcleos con sistemas de más de 15 años de antigüedad; mayor población equivalente; que tengan abiertos expedientes sancionadores; o que estuvieran situados en zonas de especial calidad ambiental.

Los sistemas de depuración que se instalan son variados, en función de las necesidades de los municipios, pero cabe destacar los que se decantan por las depuradoras de macrofitas. Estas plantas limpian de forma natural las aguas sucias con sistemas que requieren mucha menos inversión y son más fáciles de mantener. “Mas barato, más sencillo y más respetuoso con el medioambiente”, asegura Hernández, aunque reconoce que no todos los municipios pueden albergar este sistema que necesita unas condiciones de terreno y orografía especiales.

Proyecto depuradora en Mozárbez
Proyecto depuradora en Mozárbez

La Vellés por ejemplo dispone de este sistema que también se instalará en Mozárbez, aunque esta última localidad no se acoge a esta línea de ayudas ya que es la Junta quien se ocuparán de la financiación y ejecución de este proyecto que tendrá un coste de casi 1 millón de euros.

Convenios de mantenimiento

Otra de las novedades que prevé la Diputación de Salamanca a partir del próximo año es dotar partidas específicas para firmar acuerdos de mantenimiento de estaciones depuradoras con los Ayuntamientos que se acojan a estas ayudas. Con la mayoría de los sistemas ya en funcionamiento el problema vendrá para que los Ayuntamientos tengan capacidad económica suficiente para mantenerlos y por eso, la Salina tiene previsto iniciar un programa de ayudas para ello. La Diputación ya ofrece servicio de limpieza de lodos a los Ayuntamientos. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído