El parque municipal de La Dehesa de Guijuelo, cerrado para fumigar contra la procesionaria

Los trabajos se realizan de forma periódica para mitigar los efectos negativos de la oruga procesionaria de los pinos 

 Guijuelo fumigar procesionaria
Guijuelo fumigar procesionaria

El parque Municipal de La Dehesa de Guijuelo permanecerá cerrado durante 48 horas por labores de fumigación. Los trabajos que se realizan de forma periódica para mitigar los efectos negativos de la oruga procesionaria de los pinos del parque, comenzaban esta mañana, por lo que está previsto que el parque pueda abrir de nuevo al público a lo largo de la jornada del próximo jueves.

La procesionaria del pino tiene un ciclo vital que pasa por una fase larvaria, una fase crisálida y una fase de adulto, donde la oruga es una mariposa nocturna de color gris ceniza. Es en estas tres épocas del año cuando se llevan a cabo los tratamientos específicos para cada ciclo de vida de la oruga. 

Entre los meses de enero y marzo, tras haber completado las 5 fases larvarias, las orugas bajan al suelo, también en procesión, donde se entierran, forman un capullo y pasan a la fase de crisálida, esperando transformarse en mariposa. En verano, en función de la disponibilidad de alimento, una parte de estas orugas enterradas completará la metamorfosis y se transformarán en mariposas, iniciando de nuevo el ciclo reproductor. 

Es en este momento cuando las trampas de feromonas, que se instalaron también en el parque, sirven para evitar el apareamiento, mientras que ahora en octubre es cuando se realiza un nuevo tratamiento para inhibir el crecimiento de la oruga.

Las orugas procesionarias son muy peligrosas para los perros, a los que incluso pueden provocar la muerte, en el caso de que las mascotas se acerquen a olerlas. También pueden provocar reacciones alérgicas en las personas, siendo especialmente vulnerables los niños y los mayores. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído