También nosotros hemos constatado estos hechos y comprobamos que hay algunas zonas demasiado oscuras, con el consabido peligro para los vecinos de la zona (un ejemplo flagrante de este extremo lo representa el tramo de la Carretera Madrid, por la zona de entrada del centro Hernández Vera y unas casas y una residencia colindantes).

 Por otra parte, algunas rotondas están deficientemente iluminadas y lo mismo ocurre en determinados pasos de peatones, con el riesgo añadido para la seguridad de peatones y conductores.

 Sabemos que el ayuntamiento ha tomado estas drásticas medidas para ahorrar, dado el estado de cuentas y la situación poco halagüeña que esperan a las finanzas municipales y hasta nos parece bien que se ahorre en energía, no solo por motivos económicos, sino también por consideraciones medioambientales.

 Pero igual que en su día criticamos los excesos en la iluminación de las vías públicas (como ejemplo más paradigmático la iluminación de la Avenida de Madrid, donde a decir de algunos vecinos había más luz para leer que en los salones de sus casas) ahora solicitamos que se haga un estudio más pormenorizado de forma que, ahorrando energía, se corrijan las deficiencias que hemos señalado  teniendo en cuenta a los vecinos de las respectivas zonas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído