Izquierda Unida ha considerado injusto desde el primer momento que se haga recaer la crisis sobre los trabajadores municipales, según señalan desde la formación de izquierdas. "Una crisis que obviamente no  han generado, mientras por otro lado, la banca y los negocios especulativos aumentan constantemente sus ganancias", manifiestan. Por ello, piden que se pague a los trabajadores municipales la paga extra que se les adeuda de 2012. Para ello, han presentado un total de treinta enmiendas a los presupuestos entre los que se encuentra una partida de 37.000 euros para hacer frente a dicho pago.

Para llevar a cabo esta medida, Izquierda Unida sugiere que se recorte de otras partidas como aquella dedicada a pagar a los cargos electos y a dietas, al ahorro en alumbrado público e instalaciones deportivas o actividades desempeñadas por empresas privadas. "Junto a esta reclamación hemos presentado otras proponiendo incrementar paridas de empleo y formación para el empleo, atenciones benéficas y sociales, becas para libros y material escolar, programas específicos para mujer, jóvenes, mayores y diversas iniciativas medioambientales", afirman desde Izquierda Unida.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído