En la mañana de hoy ha sido convocada una Junta de Gobierno Local para aprobar el Pliego de Condiciones por el que se regirá el contrato "para la privatización de la Escuela Infantil “José Manuel Hidalgo”, según afirman desde Izquierda Unida. Ese pliego de condiciones fue ya visto la pasada semana en una Comisión de Economía y Hacienda en la que IU mostró su rotunda negativa y fue la única formación, la de Izquierda Unida, la que votó en contra del mismo, siendo aprobado con los votos del PP y la abstención del PSOE.

Como en el resto de adjudicaciones, salvo que la Junta de Gobierno haya modificado sustancialmente el pliego, habrá dos bloques de criterios, uno de carácter objetivo y otros de carácter subjetivo. Entre los subjetivos (45%) se encontraría el proyecto de actuación, el equipo docente y otro tipo de criterios. Por su parte, el criterio objetivo (55% de los puntos) será una rebaja del coste por alumno del servicio, es decir, una rebaja porcentual que la empresa ofrecerá para recibir menos dinero por cada alumno matriculado. Ahora bien, tal y como señalaron el Alcalde y la Concejala de Hacienda, eso no supondrá que los usuarios vayan a pagar menos, ya que el coste para los ciudadanos es el que marca la Ordenanza Fiscal. Es decir, la empresa hará una rebaja al Ayuntamiento respecto del precio por alumno o alumna matriculada pero los usuarios seguirán pagando las mismas tasas. La diferencia, por tanto, se quedará en las arcas municipales.

 
Para Izquierda Unida esto supone una rebaja de la calidad del servicio y, además, una enorme contradicción. En relación a la calidad del servicio, el Ayuntamiento hizo una previsión de los costes de la Escuela Infantil. Para que una empresa pueda ofrecer el servicio a un coste más reducido pueden darse dos supuestos, según la organización de izquierdas: que haga recortes en material o en los sueldos de los trabajadores o que se trate de una gran corporación empresarial que pueda competir a esos niveles. En cualquiera de los dos casos estamos ante un planteamiento que es completamente contrario a lo que defiende Izquierda Unida que es, como primera idea, la gestión pública del servicio pero, en todo caso, el mantenimiento de unos niveles mínimos de calidad. Esos niveles de calidad se verán afectados si se incorporan menos recursos. 

 

"El precio del servicio es el que es, y no puede ser otro. Si lo que se desea es que los ciudadanos paguen menos, lo que ha de hacerse es incorporar financiación pública a un servicio que, por otro lado, debería ser gestionado desde lo público. Además, desde la formación de izquierdas se valora muy negativamente que prime el criterio mercantilista porque eso favorecerá a las grandes corporaciones empresariales, muchas de las cuales ni siquiera están relacionadas con el ámbito educativo y únicamente buscan el lucro".

 

Igualmente, en relación con esto último, IU señaló en la Comisión de Hacienda la necesidad de que se incorpore la obligatoriedad de la empresa a presentar no solamente una Memoria Final sobre el desarrollo del servicio sino también desde el punto de vista presupuestario y financiero para que los ciudadanos puedan saber a qué se destina el dinero en un servicio que debe ser considerado público. O, en otras palabras, cuánto negocio está haciendo una empresa con unas instalaciones construidas con los impuestos de todos.

 

Por último, en el caso de que en un futuro el Ayuntamiento decidiera repercutir la rebaja de costes que proponga la empresa concesionaria que gane el concurso, "estaríamos ante una situación claramente paradójica pues sería la empresa la que pondría los términos de la ordenanza fiscal y no el Pleno del Ayuntamiento". 
IU considera que todo el proceso que está acompañando a la Escuela Infantil es un auténtico despropósito, desde su privatización, los precios aprobados (los más altos de Castilla y León) y, ahora, este pliego de condiciones que ataca frontalmente los mínimos principios que deben regir un servicio público.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído