La provincia contará con un nuevo retén de maquinaria para la extinción de incendios y seis nuevos trabajadores para la base de El Bodón

Así, la provincia contará con nuevos medios para la lucha contra incendios

0 Comentarios

La Junta aprueba la contratación de una retén de maquinaria de extinción de incendios para la provincia y seis nuevos trabajadores para la base de El Bodón
La Junta aprueba la contratación de una retén de maquinaria de extinción de incendios para la provincia y seis nuevos trabajadores para la base de El Bodón

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana la contratación de siete retenes de maquinaria susceptible de movilización inmediata y el personal necesario para la extinción de incendios forestales en las provincias de León, Zamora y Salamanca, por un importe de 2.736.469 euros. Cada retén completo estará compuesto por buldócer, góndola, vehículo señalizador y el personal necesario, dos personas y sus relevos.

Estos retenes, cuya contratación ha aprobado esta mañana el Consejo de Gobierno, deberán estar disponibles para la movilización inmediata ante un incendio forestal en las comarcas de Astorga, Ponferrada y León capital; Puebla de Sanabria, Alcañices y Villardeciervos, en Zamora, y en la provincia de Salamanca. Cada servicio de retén está formado por dos personas y sus relevos y la maquinaria está compuesta por buldócer, góndola y vehículo señalizador. El importe de cada retén está presupuestado en 390.924 euros.

Los servicios contratados hasta el 30 de junio de 2025 se prestarán de la siguiente forma: durante la época de peligro alto de incendio, cada retén completo deberá estar de forma presencial en el lugar establecido durante 10 horas para salir inmediatamente cuando sean movilizados a un incendio. El resto del día permanecerán en situación de disponibilidad, localizables telefónicamente o por emisora, para salir hacia el incendio en un tiempo máximo de 30 minutos. Además, durante 60 días anuales, otro buldócer y su conductor deberán estar disponibles telefónicamente 24 horas al día y constituirse en la nave de estacionamiento de la maquinaria en el plazo máximo de 30 minutos.

Fuera de esta época de peligro alto se dispone de 150 días de disponibilidad por anualidad en los que  el personal de cada retén estará localizable las 24 horas del día y en caso de aviso, el retén completo deberá constituirse en la nave de estacionamiento o punto acordado en un tiempo inferior a una hora en época de peligro medio y dos horas en periodo de peligro bajo. 

El contratista deberá suministrar a todos los trabajadores un equipo de protección individual (EPI), formación adecuada y sistema de localizador para todos los buldócer adscritos a la obra (retén y segunda maquina en disponibilidad). Por su parte, la Administración suministrará los equipos de radiocomunicación (emisoras móviles y emisoras portátiles) suficientes para que todos los elementos del retén estén en comunicación permanente entre sí y con el Centro Provincial de Mando. Serán devueltos una vez terminado del servicio.

La base de El Bodón contará con seis nuevos trabajadores 

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana la contratación de cuadrillas helitransportadas (Elif A y B), para tres bases de medios aéreos situadas en las provincias de León, Salamanca y Zamora, por importe de 5.236.513 euros. Las cuadrillas helitransportadas ELIF constituyen un elemento fundamental en el Operativo de Incendios Forestales por su rápida y especializada actuación en la extinción de los mismos y por la importancia del trabajo preventivo que realizan fuera de las épocas de menor riesgo. Se trata de nueve cuadrillas, con un total de 66 trabajadores, que operarán desde las bases de Camposagrado (León), El Bodón (Salamanca) y Villardeciervos (Zamora).

Así, cada base dispondrá de tres cuadrillas ELIF A (dos turnos día) para peligro alto de incendio y  una cuadrilla en época de peligro medio. Todas las cuadrillas estarán equipadas con vehículos todoterreno, herramientas y equipos de protección individual (E.P.I.).

Las cuadrillas ELIF A son las helitransportadas que realizan labores de extinción, compuestas por un técnico y al menos cuatro especialistas. En los contratos aprobados hoy, serán ocho trabajadores para la base de Camposagrado, seis para El Bodón, y ocho para la base zamorana de Villlardeciervos. Actúan, con carácter general, en época de peligro alto de incendios. Su forma de funcionamiento es permanecer en las bases de helicópteros y salir ante el aviso de incendios de forma inmediata.

Las cuadrillas ELIF B son las helitransportadas compuestas por cinco miembros (cuatro peones y un capataz) que realizan fundamentalmente trabajos preventivos de incendios en la provincia a la que están asignados durante la época de peligro medio y bajo, aunque su misión prioritaria es la asistencia a incendios con el helicóptero, si está en la base, o por tierra, cuando el helicóptero no está disponible.

Distribución del presupuesto

La distribución del presupuesto de 5,2  millones de euros entre las bases es la siguiente: Camposagrado, en León, 1.856.662 euros; El Bodón, en Salamanca, 1.433.493 euros; y Villardeciervos, en Zamora, 1.946.357 euros a ejecutar en 36 meses durante las anualidades 2022 al 2025.

Se han incrementado, con respecto a las anualidades anteriores, los días de prestación en ELIB B (prevención) para poder llevar a cabo más labores preventivas y tener al mismo tiempo disponibilidad para acudir a los incendios forestales que pudieran ocurrir. Concretamente, para cada anualidad completa, se ha pasado de 139,110 y 171 días a 156,134 y 178 días respectivamente, lo que supone un incremento anual global de 144 días de prestación para las tres bases y las 3 anualidades.

Las cuadrillas helitransportadas constituyen un elemento fundamental en el operativo de incendios forestales por su rápida y especializada actuación en la extinción de los mismos y por la importancia del trabajo preventivo que realizan fuera de las épocas de mayor riesgo de incendios. En todos los casos las cuadrillas deberán estar preparadas para embarcar en los helicópteros en menos de cinco minutos, y para acudir a los incendios por otros medios cuando no existe disponibilidad de helicóptero fuera de la época de peligro alto.

Con independencia de la tarea principal de extinción de incendios forestales y siempre que no sea necesaria su intervención, las cuadrillas deberán llevar a cabo, en época de peligro alto de incendios, durante los periodos de permanencia en las bases, trabajos de entrenamiento y formación especializada en extinción, de arreglo, orden y limpieza de la base. Fuera de la época de máximo riesgo, está prevista la realización de tratamientos silvícolas, su participación en quemas controladas y otras tareas que los Servicios Territoriales estimen prioritarios de la provincia donde se ubique la cuadrilla, para poder dar un servicio integral de prevención y extinción de incendios forestales durante todo el período de prestación. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído