La consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha dado luz verde al deslinde de la Cañada Real de la Plata a su paso por el término municipal de Topas, “de acuerdo con los datos y determinaciones que constan en el expediente tramitado por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca y de conformidad con la Propuesta elevada por la Dirección General del Medio Natural”. 
 
Recorrido
 
El tramo deslindado de la Cañada Real de la Plata comienza en el límite de los términos municipales de El Cubo de Tierra del Vino, perteneciente a la provincia de Zamora y Topas, provincia de Salamanca. A partir de este punto, la Cañada avanza con dirección Sur hasta llegar al cruce con la carretera N-630, a la altura de una entrada de un camino que lleva a un puente que atraviesa la Autovía A-66. 

 

La vía pecuaria continúa hacia el Sur hasta su intersección con la autovía. Por otro lado, para asegurar la continuidad de la misma y compensar la superficie perdida, el camino prosigue por la vía de servicio de la autovía atravesando el mencionado puente durante un recorrido de aproximadamente 900 metros hasta su encuentro con el trazado original.

 

Llegando a las casas de la finca Izcala, la Cañada va retomando progresivamente su anchura original de 75 metros. Posteriormente avanza en dirección Sur hasta el trazado original de la Cañada a través de una zona adehesada inicialmente. Posteriormente se estrecha para salvar un transformador eléctrico y retoma después su anchura hasta llegar nuevamente a cruzarse con el trazado de la Autovía.

 

Llegados a este punto, la vía pecuaria prosigue durante una distancia de 1,5 kilómetros por el camino de servicio (que forma parte de la Cañada), hasta el cruce con el Cordel de las Negras donde existe un paso elevado de la Autovía. Por el paso salva la carretera y accede al tramo de unos 2 kilómetros, de anchura variable, persistente del trazado original. Retomando la Cañada el trazado con continuidad, desde el paso elevado se sigue hasta unos 350 metros al Norte del entronque con el siguiente paso elevado, donde la vía pecuaria se bifurca nuevamente. Por una parte, continúa por el camino auxiliar hasta enlazar con el tramo de Valdunciel y el cruce con la carretera de Valdelosa y, por otra parte, persiste su recorrido original con una anchura de 75 metros entre tierras de labor hasta la línea de término municipal, donde se interna en terrenos de Valdunciel.

 

La cañada cuenta, además, con dos tramos cuya traza está a caballo entre los términos municipales de Topas y de Valdunciel y que fueron descritos, delimitados y numerados en el deslinde de la Cañada Real de la Plata en Valdunciel.
 
A partir de ahora, se señalizarán los límites de la vía pecuaria cuya anchura será de 75 metros, “variable a lo largo del recorrido”.

 

Hasta dentro de un mes cabe presentar recurso de reposición ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Igualmente, esta resolución podrá ser impugnada directamente mediante la interposición del correspondiente recurso contencioso administrativo en un plazo de dos meses. 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído