La alcaldesa de Las Casas del Conde, Adelia López, no se explica la polémica surgida en torno a un ahorro de luz que el Ayuntamiento viene aplicando desde hace varias legislaturas -?no es algo de ahora?- pues ya hace años se optó por apagar, en torno a las 21 horas, parte de la iluminación pública con el objetivo de ahorrar dinero ?ya que las cuentas municipales no darían para cubrir el coste de todo el consumo?.

La regidora atribuye las quejas de algunos vecinos a una enemistad personal. ?Como no se hablan con nosotros optan por decir disparates?, apunta López que insiste en dejar claro que ni mucho menos tiene el pueblo a oscuras. No obstante, explica que, con los cambios que se han dado en la tarifa eléctrica, tratará de prolongar unos minutos más el encendido diario de aquellas luminarias que cada día se apagan en diferentes zonas del pueblo.

A pesar de reconocer su enfado ante las quejas, Adelia López asegura estar tranquila porque son casos aislados ?y el pueblo está conmigo, consciente de la necesidad de ahorrar?.   

Respecto a la posibilidad de rotar aquellas farolas que se apaguen para que los poco más de 50 vecinos del pueblo estén a lo largo del año en las mismas condiciones, la alcaldesa reconoce habérselo planteado. Sin embargo, finalmente desechó la idea ?porque para poder hacerlo se precisa de un electricista y ese servicio tiene un coste por lo que no lograríamos el ahorro que se busca con esta medida?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído