Todo un pueblo pendiente de un cohete y de su sonido, retumbando en el cielo para hacer estallar las fiestas de Linares de Riofrío.

A lo largo de los últimos días se han ido sucediendo multitud de actividades pero no fue hasta este jueves cuando los vecinos de la localidad sienten de verdad que el municipio se encuentra inmerso en las celebraciones veraniegas.

El pueblo llegó al chupinazo tras el correspondiente desfile de peñas y la celebración, a primera hora de la tarde, de multitud de actividades para los niños.

El ?DJ? Barry  se hizo cargo de la fiesta al llegar la madrugada y condujo a Linares a la diversión hasta que el sol del viernes empezó a asomar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído