VÍDEO | Soledad Álvarez, alcaldesa de Mogarraz: "Los propietarios de los negocios cerrados se han ofrecido voluntarios para ayudar"

Informar a los vecinos puntualmente y limpiar y desinfectar calles y zonas comunes, prioridades del Ayuntamiento contra el coronavirus

 Soledad Alvarez Mogarraz
Soledad Alvarez Mogarraz

Soledad Álvarez, alcaldesa de Mogarraz,  antes de explicar las iniciativas tomadas en su localidad, da el pésame a todas las personas que han perdido familiares por el COVID-19 y agradece el trabajo de sanitarios,  fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de  todos los que se dedican "a hacernos la vida más fácil estos días”.

Al frente de un pueblo pequeño, en el que residen habitualmente unas 120 personas, explica que, afortunadamente no cuenta con personas infectadas, por lo que la población está “un poco más relajada que en las ciudades”, aunque matiza que la tranquilidad es relativa, con el miedo suficiente para tener cuidado.



La alcaldesa explica que, sobre todo, el Ayuntamiento se ha centrado en informar a los vecinos sobre qué deben hacer y cómo. Y pone como ejemplo el acudir al médico. “No vienen ni médicos ni enfermeras a nuestro consultorio, se encuentran en el centro de salud de La Alberca, del que dependemos” por lo que hemos explicado las pautas que deben segu en cualquier situación que requieran ayuda.

Sobre el confinamiento, Soledad Álvarez manifiesta que se ha incidido en la necesidad de salir lo imprescindible, con las medidas de seguridad –guantes y boca y nariz tapadas- y evitar contactos, “sobre todo porque tenemos una población muy mayor y hay que protegerla”.

Otro de los aspectos en los que se ha centrado Mogarraz para frenar la pandemia es la desinfección de las calles y edificios municipales. “Hacemos dos días a la semana una limpieza general del pueblo con hipoclorito”, labor a la que se suma la limpieza diaria de zonas como el botiquín, los establecimientos y las puertas de los vecinos.  

Y tratándose de una localidad que recibe la visita numerosos turistas cada año, el estado de alarma ha provocado también el cierre de los negocios dedicados al turismo cuyos propietarios, resalta la alcaldesa, “están concienciados de la situación y se han prestado voluntarios para ayudar a los vecinos”. Para la alcaldesa, “es una lástima que no haya visitantes porque ellos no pueden trabajar”, por lo que espera que la normalidad se recupere pronto “para que nuestra salud esté a salvo, sobre todo, y la economía vuelva a funcionar”.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído